Descubren una nueva serpiente stiletto que puede utilizar su veneno sin abrir la boca

Un grupo de científicos ha encontrado 3 ejemplares de una serpiente que hasta ahora no se había identificado o registrado. El primero de ellos apareció en las laderas de un bosque de Liberia, y en la misma expedición encontraron dos más en una zona costera de Nueva Guinea.

Esta vez, los descubridores tuvieron más problemas de los habituales a la hora de cautivar y examinar a estos reptiles, ya que cuando intentaron agarrarla esta mostró unos largos colmillos que sobresalían por el lateral de sus fauces, aún teniendo la mandíbula cerrada.

Normalmente, a las serpientes se les sostiene desde detrás de la cabeza con los dedos para poder examinarlas, pero esta nueva especie denominada como Branch’s Stiletto intentó repetidamente clavar sus colmillos atacando de forma lateral, desde las esquinas de su boca. Este nuevo tipo de vipérido puede atacar desde ángulos inusuales, porque está capacitada para hincar los colmillos tanto dentro como fuera de la boca.

La nomenclatura recibida es un homenaje a William Branch, un conocido herpetólogo sudafricano fallecido en 2017 que desafortunadamente no ha llegado a tener la oportunidad de conocer esta nueva especie de serpiente stiletto que no solo puede apuñalar de forma lateral, sino que cuando huye del peligro es capaz de saltar distancias equivalentes a su longitud.

Las serpientes stiletto no tienen una picadura mortal, pero el veneno de la Branch’s es de los cicotóxicos más potentes, ya que además del dolor y la hinchazón causa un importante daño a los tejidos dermatológicos y puede provocar la pérdida de alguna extremidad debido a esta necrosis tisular.

El grupo de científicos liderado por el doctor Mark-Oliver Roedel, biólogo del Museo de Historia Natural de Berlín, indican que aún hace falta más estudios, y sobre todo más tiempo, para descubrir sus necesidades ecológicas y otras propiedades biológicas de este interesante descubrimiento.