Dan caza a una tigresa que había matado a 13 personas

Durante meses 150 personas habían participado en un dispositivo para dar caza a una tigresa a la que se responsabilizaba de la muerte de 13 personas en la India desde junio de 2016. Al final, fue capturada y se terminó con su vida. Hay voces que critican que se la matase, deja dos cachorros de diez meses.

Fue abatida por un disparo el viernes 9 de noviembre para tranquilidad de los aldeanos de la zona de Maharashtra en la India. Se trata de la mayor "caza al tigre" en décadas. El animal fue bautizado simplemente como T1 por las patrullas y Avni por las organizaciones de protección de la fauna.

Su primera víctima fue una mujer cuyo cadáver fue encontrado en una plantación de algodón. Desde entonces, la mayoría fueron pastores.

La operación de caza fue autorizada por el Tribunal Supremo indio porque el tigre es un animal que se encuentra en peligro de extinción. Pero se había especificado que el animal solo podría ser abatido si los calmantes no hacían efecto.

Al parecer, sí que se le disparó un dardo tranquilizante pero ella atacó al equipo antes de que le hiciera efecto y dispararon en defensa propia. La tigresa murió de un solo disparo. Pero hay quien desconfía de esta versión de los hechos y defiende que se le disparó el dardo tranquilizante después del disparo que terminó con su vida.

Los tigres están protegidos en la India. En la actualidad hay 2.200 ejemplares, según un último censo de 2014, habiendo registrado un mínimo de 1.500 con anterioridad.