Certifican que el cervatillo de dos cabezas de Minnesota es real

Un recogedor de setas encontró hace dos años un cervatillo de dos cabezas en la orilla del río Mississippi en Freeburg, Minnesota. Ahora, tras haber sido investigado el caso, se ha publicado un estudio que asegura que se trata de un caso real y no de un fraude. Se establece que, llegaron a nacer con parto natural, aunque lo hicieron ya muertos. El estudio ha sudo publicado en la revista científica American Midland Naturalist.

“Nunca se ha descrito antes un caso similar”, aseguró Lou Cornicelli, coautor del estudio e investigador del Minnesota Department of Natural Resources. "Hay algunos casos registrados de fetos de dos cabezas, pero ninguno llegó a nacer. Su singularidad lo hace especial", asegura.

Las pruebas de laboratorio revelaron que estos mellizos tenían sus cabezas y cuellos totalmente separados, pero que se unían a lo largo de la columna. Su piel, sus patas y sus cabezas eran normales, pero compartían el hígado y los tractos gastrointestinales.

Según el coautor del estudio, Gino D'Angelo, “su anatomía indica que los cervatillos nunca habrían sido viables”. “Sin embargo, fueron encontrados limpios y en una posición natural, lo que sugiere que la hembra trató de cuidarlos después del parto. El instinto maternal es muy fuerte ", concluye.