Cae al vacío y muere por hacerse un selfie desde lo alto de un edificio en Bombay

Cada vez son más las noticias sobre personas que acaban perdiendo la vida al intentar sacarse fotografías en situaciones extremas para conseguir el reconocimiento de los usuarios de las redes sociales.

El último caso nos lleva hasta Bombay, India, donde un hombre se ha precipitado al vacío cuando intentaba hacerse un selfie desde lo alto de un edificio de unos 30 pisos de altura.

Las imágenes son realmente escalofriantes. En ellas se observa a una persona encaramada a la cornisa del edificio con su teléfono móvil en la mano y parece estar buscando el mejor ángulo para hacerse la fotografía.

Posteriormente, la cornisa cede súbitamente al no soportar el peso, el hombre cae al vacío y muere al impactar contra el suelo. La caída muestra la gran altura a la que se encontraba el individuo.

Las imágenes las ha difundido la policía de Bombay a través de Twitter para advertir del peligro que comporta esta práctica y añadía el siguiente mensaje: “¿Intentas hacerte el selfie más peligroso o es simplemente otra aventura irresponsable? ¡Sea lo que sea, no vale la pena arriesgarse! #SeguridadPrimero”. El vídeo ya se ha hecho viral.

Una de las muertes más sonadas por intentar sacarse un selfie fue la del youtuber chino Wu Yongning, conocido por sus acrobacias en rascacielos sin ningún tipo de protección. Falleció al caer de un rascacielos en 2017 por una fotografía que, según parece, le iba a reportar 14.000 dólares.

Se estima que entre 2011 y 2017 murieron 259 personas por intentar hacerse un selfie en situaciones extremas y sitios peligrosos, entre los que se incluyen cimas de montañas, edificios, lagos, ríos o el mar. Las caídas, las asfixias o los accidentes son las principales causas de estas muertes.