Una azafata enseña en un vídeo cuáles son las partes más sucias de un avión que nunca deberías tocar

¿Está suficientemente limpio el interior de los aviones en los que viajamos? Pues bien, la respuesta a esta pregunta la ha dado una azafata a través de un vídeo en el que desvela el escaso nivel de higiene mostrando las partes que más gérmenes acumulan. La explicación es realmente desagradable y poco recomendable para los más escrupulosos Lo ha hecho a través de un vídeo de Tik Tok que se ha viralizado y que ha superado el millón de visualizaciones. La mujer recomienda no tocar los bolsillos de los asientos traseros de las butacas, las mesillas desplegables o los cinturones, entre otras cosas. En el caso de tener que hacerlo, advierte de que es mejor pasarle una toallita desinfectante antes o bien utilizar un pañuelo a modo de protección. Kat Kamalani asegura que las tareas de limpieza de las aerolíneas no contemplan la desinfección de todos estos compartimentos y que algunos de ellos se convierten en auténticos vertederos durante el vuelo. Es el caso de los bolsillos de las butacas donde los pasajeros dejan restos de comida o pañuelos usados. “Lo primero es lo primero, no toque el bolsillo del asiento trasero”, aconseja a sus seguidores. “Los limpian entre vuelos pero no los desinfectan. Piense en todos los pañuelos sucios, bolsas de vómito y basura que ha estado allí”. Otro de los elementos con los que debemos tener especial cuidado es la mesilla desplegable. Kamalani recomienda desinfectarla antes de utilizarla porque asegura haber visto a padres usándolas como cambiador para sus hijos. Tampoco es aconsejable tocar directamente las salidas del aire, las guías de seguridad ni la hebilla de los cinturones porque muchas personas las han manipulado previamente. Los pomos y pestillos de las puertas de los baños también son potencialmente peligrosos, según explica la azafata en la grabación. Por eso sostiene que es preferible usar un pañuelo como barrera protectora. El vídeo de esta azafata de 30 años de edad que vive en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, lleva ya más de 1,2 millones de reproducciones en Tik Tok y ha generado miles de comentarios de usuarios expresando su repulsa.