Nuevo video muestra golpiza a promotor de campaña republicano en Hialeah. Pronto podría testificar en un tribunal

Los fiscales divulgaron el martes el video de la golpiza a un promotor de campaña republicano en Hialeah, mientras un juez fijaba una audiencia en la que la víctima podría testificar en un tribunal.

El clip se dio a conocer en el caso contra Javier López, quien junto con un segundo hombre está acusado de golpear a Christopher Monzón cuando hacía campaña para el Partido Republicano en East Hialeah el 23 de octubre. López y Jonathan Casanova también están acusados de atacar con dos pastores alemanes a Monzón, quien ha afirmado que el ataque fue motivado políticamente en un caso que ha atraído la atención de los medios nacionales.

El video de vigilancia de la casa de un vecino se ve granulado y está grabado a distancia. Muestra dos vehículos, pertenecientes a López y Casanova, estacionados frente a la casa de López.

Aunque es difícil saber con precisión lo que ocurre, se ve a una persona que parece ser Monzón cayendo contra el auto rojo de López y luego se desliza al suelo. Al menos otro hombre, aparentemente Casanova, se cierne sobre el hombre y parecen volar puñetazos y patadas. También se ven dos perros en el video; los fiscales dicen que los perros fueron soltados del auto de Casanova.

Los dos acusados han sido imputados de violencia agravada y de agresión agravada con un arma mortal, por la liberación de los perros.

López se declaró inocente a través de su abogado y compareció en el tribunal el martes mientras los abogados discutían sobre su posible liberación bajo fianza.

La Fiscalía Estatal de Miami-Dade había pedido que López fuera retenido sin fianza por haber incumplido supuestamente su libertad condicional por dos condenas anteriores por delitos graves. Pero un juez falló el martes que López no puede ser detenido por un incumplimiento porque, en un error administrativo, el Departamento de Prisiones de la Florida le envió equivocadamente una carta en abril diciendo que su libertad condicional había terminado.

“El estado aquí hizo mal cuando ... envió al acusado una carta por error”, dijo el juez de circuito Zachary James. “El estado no puede probar ningún tipo de incumplimiento intencionado”.

Pero aunque James dijo que estaba dispuesto a concederle una fianza, ordenó que López permaneciera en la cárcel al menos hasta el lunes porque los fiscales pidieron una “audiencia especial de detención previa al juicio.” El fiscal de Miami-Dade Santiago Aroca dijo que reproducirá una serie de videos y llamará a testigos.

“Es posible que llame a la víctima”, dijo Aroca.

El testimonio de Monzón sería su primer comentario público en profundidad sobre el ataque y también estaría sujeto al contrainterrogatorio del abogado defensor de López.

Ninguno de los dos acusados ha abordado públicamente los motivos del altercado, aunque la madre de López dijo al Miami Herald que la pelea no tenía nada que ver con la política y que él nunca había votado.

El caso saltó a la palestra nacional cuando el senador Marco Rubio, republicano de Miami, tuiteó que el ataque fue motivado políticamente. Monzón no dijo inicialmente a la policía de Hialeah que sus presuntos atacantes mencionaran la política, pero desde entonces ha insistido a los detectives y públicamente en que lo hicieron; en un discurso el pasado fin de semana, afirmó que uno de ellos dijo “no queremos que ustedes los republicanos repartan su propaganda de campaña aquí en nuestro barrio”.

Javier López
Javier López

Monzón, vicepresidente del Club Republicano de Miami Springs, tiene antiguos vínculos con el movimiento supremacista blanco; creencias que dice haber rechazado ahora.

Aunque Casanova ya pagó su fianza y salió de la cárcel, López ha permanecido bajo custodia porque ha sido acusado de incumplir su libertad condicional. López estaba en libertad condicional hasta 2024 por dos delitos anteriores: robar un auto y entrar en un restaurante de Hialeah para robar cerveza.

Marie Ropizar, supervisora de prisiones de Florida, dijo el lunes al juez que la carta se generó automáticamente porque alguien entró la información errónea en el sistema informático. “La carta fue un error administrativo”, declaró.