Video: un ladrón se prendió fuego por accidente cuando robaba una oficina

LA NACION
·2  min de lectura

Atravesada por la pandemia de coronavirus, la ya diferente noche de Halloween de Sherrills Ford, en Carolina del Norte, tuvo un condimento adicional. Un ladrón que entró a robar en una casa de un complejo turístico la prendió fuego para intentar ocultar el delito. Sin embargo, al querer escapar con el botín las llamas se expandieron por su cuerpo y, desesperado por apagarse, tuvo que dejar lo robado.

En la madrugada del 1° de noviembre, los bomberos de Sherrills Ford acudieron al Lake Norman Motor Coach Resort, un predio para casas rodantes, por una llamada que reportaba un incendio. Al llegar, los rescatistas lograron controlar las llamas de la oficina de administración del lugar, que quedó prácticamente reducida a cenizas.

Junto con los bomberos, la policía del condado de Catawba llegó e inició una investigación para determinar qué había generado el fuego. Tras revisar las grabaciones del sistema de seguridad, las autoridades observaron que se trataba de un incendio intencional.

El video mostraba a una persona vestida con pantalones y un buzo con capucha negra y barbijo blanco que se acercaba a la oficina de administración. En su mano, el sospechoso sostenía en sus manos un bidón con combustible y una barreta.

Compartió en Facebook las imágenes del vivero de su abuelo y ahora no paran de entrar clientes

Tras violentar la puerta, el sospechoso lograba entrar a la oficina y rociaba toda la habitación con combustible para luego incendiarla. Pero en ese mismo momento las llamas también se apoderaban de su ropa.

Un ladrón se prende fuego por accidente y se queda sin nadaEl momento en el que el ladrón intenta apagar las llamas de su ropa. Crédito: Facebook Catawba County Sheriff's Office

Ya afuera, el ladrón intentaba apagar el fuego mientras llevaba consigo una bolsa de dinero. Sin éxito, dejó el botín en el suelo mientras el fuego, retroalimentado por el combustible que llevaba impregnado, tomaba una porción aún mayor de su ropa.

Hacia el final del video, se puede ver cómo el delincuente huye corriendo con una pequeña llama sobre su espalda. Sobre la esquina superior izquierda se puede ver a un auto que presumiblemente estaría conducido por un cómplice del delincuente.