VIDEO | El ataque inédito de un tiburón blanco que ahogó a una ballena jorobada

LA NACION
·2  min de lectura

Las imágenes que expone el video son impactantes y, según especialistas en vida silvestre, nunca antes vistas. En ellas, se ve a un tiburón blanco que ataca y ahoga a una enorme ballena jorobada.

El inusual y llamativo hecho de la naturaleza fue filmado el verano pasado desde un dron en las costas de Sudáfrica. El escualo, de poco más de cuatro metros, atacó sin piedad al monumental cetáceo que lo doblaba en longitud.

El ejemplar de ballena jorobada, que finalmente murió tiempo después de que el tirubón la llevara a las profundidad del agua, se encontraba con un estado de salud muy frágil, según los biólogos marinos que analizaron las imágenes.

El ejemplar de tiburón blanco protagonista de este episodio había sido etiquetado y bautizado como Helen por el biólogo marino Ryan Johnson en el marco de un estudio iniciado en el año 2013.

Según lo que expresó este científico, que presenció en vivo todo el ataque, la duración del evento fue de unos 50 minutos. Finalmente, la ballena sucumbió y murió.

"La idea de que estaba presenciando un evento de depredación en vivo llegó lentamente cuando comencé a ver al tiburón tratando de morder la zona de la cola de la ballena. Honestamente, no calculé en ese momento que estaba presenciando un evento único"; señaló Johnson a la revista estadounidense Newsweek.

Efectivamente, fue después de observar la filmación que el biólogo marino se dio cuenta de que había conseguido la primera evidencia documentada de este tipo de ataque, con ahogamiento incluido, de un tiburón a una ballena.

Johnson declaró que buscó luego casos similares, pero nunca pudo encontrar un informe que consignara la existencia de un tiburón matando a este tipo de cetáceos. "Oí hablar de orcas enfrentando ballenas, pero nunca pensé que estos enormes animales podrían estar al alcance de los tiburones". aseguró.

Johnson dijo además que el tiburón fue muy estratégico en su ataque. Primero logró cortar una arteria o vena en la cola de su oponente, su área más vulnerable, antes de arrastrarlo bajo el agua y ahogarlo.

"Los grandes tiburones blancos y otros depredadores principales funcionan para mantener los ecosistemas en equilibrio, principalmente al eliminar presas débiles o insalubres del ecosistema", agregó.

"En este caso, estamos hablando de uno de los depredadores más grandes del planeta que ataca y mata a una de las especies más grandes del mundo. Es fascinante que vivamos en un planeta que todavía puede sorprendernos con un encuentro de esta magnitud", concluyó Johnson.

Las increíbles imágenes del ataque forman parte del documental Shark vs. Whale (Tiburón vs. ballena), que la señal National Geographic estrenará el martes 28 de julio como parte del evento ofrecido por el canal llamado SharkFest.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR EN VIDEO: La imagen de un oso practicando Kung Fu en un zoo podría no ser lo que aparenta