Video de un dron deja imágenes devastadoras

Por Rod Nickel

PANAMA CITY, EEUU (Reuters) – El paso del huracán Michael por la zona de Panhandle en Florida dejó cimientos vacíos y montones de escombros en algunas pequeñas ciudades por donde pasó con una fuerza casi récord.

Comunicaciones cortadas y carreteras bloqueadas por la caída de árboles y líneas eléctricas dificultaban el jueves una evaluación general del daño causado por Michael, pero el panorama inicial era sombrío.

Michael tocó tierra el miércoles en la costa noroeste de Florida, cerca de la pequeña ciudad de Mexico Beach, con vientos de 250 kilómetros por hora y empujando una pared de agua de mar hacia el interior. El cielo se despejó el jueves, contrastando con la lluvia torrencial del día anterior.

Un video filmado por CNN desde un helicóptero mostró que las casas más cercanas a la playa en Mexico Beach habían perdido todo menos sus cimientos. A pocas cuadras tierra adentro, aproximadamente la mitad de las casas eran solo pilas de madera y revestimientos y las que aún permanecían en pie tenían graves daños.

Los funcionarios se preocupaban por ayudar a las personas que podrían estar atrapadas en áreas de la costa, dijo en una conferencia de prensa, Brock Long, jefe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. La zona es conocida por sus pequeños pueblos costeros y reservas de vida silvestre.

El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo a Weather Channel que el daño desde Panama City hasta Mexico Beach fue “mucho peor de lo que nadie haya anticipado”.

Cerca de 850.000 hogares y negocios se quedaron el jueves sin electricidad en Florida, Alabama, las Carolinas y Georgia.

Michael provocó la muerte de al menos dos personas. Un hombre murió cuando un árbol aplastó su casa en Florida y una niña pereció por la caída de escombros sobre una vivienda en Georgia, dijeron funcionarios y medios locales.

Michael, un huracán de Categoría 4, se debilitó según avanzaba hacia Georgia. Temprano el jueves fue degradado a tormenta tropical.

A las 1200 GMT, avanzaba con vientos de 85 kph y estaba a unos 60 kilómetros de Charlotte en Carolina del Norte, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

(Reporte de Devika Krishna Kumar en Tallahassee, Florida; Susan Heavey, Steve Holland y Roberta Rampton en Washington; Gina Cherelus y Barbara Goldberg en Nueva York; Dan Whitcomb en Los Ángeles; Brendan O’Brien en Milwaukee, Liz Hampton en Houston, Andrew Hay en Nuevo México; escrito por Lisa Shumaker, Bill Trott y Steve Gorman; editado en español por Carlos Serrano)