La vida en la Tierra no ha sido aniquilada por pura “suerte”, según estudio

Adam Smith
·2  min de lectura
<p>Planeta Tierra</p> (Nasa)

Planeta Tierra

(Nasa)

El planeta Tierra ha logrado permanecer habitable durante tanto tiempo por una simple razón: buena suerte.

Investigadores de la Universidad de Sourthhampton llevaron a cabo simulaciones masivas de la evolución climática de 100 mil planetas generados aleatoriamente.

Cada planeta fue simulado 100 veces con eventos aleatorios que alteran el clima que ocurren cada vez para ver si la vida habitable podría mantenerse durante tres mil millones de años como en la Tierra.

De estos planetas, el 9 por ciento (de 8.700) tuvieron éxito al menos una vez, pero, de ellos, casi todos (alrededor de 8.000) tuvieron éxito menos de 50 veces de cada 100 y la mayoría (aproximadamente 4.500) tuvieron éxito menos de 10 veces de cada 100.

El profesor Toby Tyrrell, especialista en ciencia del sistema terrestre, dijo que los resultados del estudio, publicados en la revista Nature Communications Earth and Environment, sugirieron que el azar es un factor importante para determinar si los planetas, como la Tierra, pueden continuar alimentando la vida por miles de millones de años.

"Un clima continuamente estable y habitable en la Tierra es bastante desconcertante. Nuestros vecinos, Marte y Venus, no tienen temperaturas habitables, aunque Marte alguna vez las tuvo", dijo el profesor Tyrrell.

“La Tierra no solo tiene una temperatura habitable hoy, sino que la ha mantenido en todo momento durante tres a cuatro mil millones de años, un período extraordinario de tiempo geológico. Ahora podemos entender que la Tierra se mantuvo apta para la vida durante tanto tiempo debido, al menos en parte, a la suerte”, continuó.

Una serie de otros eventos a gran escala podrían haber tenido lugar para cambiar la habitabilidad de la Tierra, como si un asteroide un poco más grande hubiera golpeado la Tierra o lo hubiera hecho en un momento diferente.

"Si un observador inteligente hubiera estado presente en la Tierra primitiva cuando la vida evolucionó por primera vez, y pudo calcular las posibilidades de que el planeta permaneciera habitable durante los próximos miles de millones de años, el cálculo podría haber revelado probabilidades muy bajas", agregó el profesor Tyrrell.

Estas escasas probabilidades significan que las posibilidades de encontrar "Tierras gemelas" habitables en otras partes del universo también son muy escasas, algo en lo que los astrónomos se han centrado especialmente a medida que aumentan las misiones interestelares.

Aunque una Tierra gemela puede ser difícil de detectar, los científicos pueden haber descubierto al gemelo perdido de la Luna que se descubrió detrás de Marte.

Recientemente, los científicos también encontraron extrañas señales de radio que emanan de un planeta fuera de nuestro sistema solar. Las señales provienen de la constelación de Boötes, que se puede ver en el cielo del norte.

Relacionados

Robot en Marte y un humano en la luna entre las ambiciones de China

Asteroide del tamaño de un planeta enano, oculto en el sistema solar

Los científicos encuentran un “súper planeta” oculto