Qué es de la vida de Marcia Cross, la "obsesiva" protagonista de "Amas de casa desesperadas"

Cynthia Caccia
·10  min de lectura

A pesar de su abultado currículum en el medio, Marcia Cross es recordada por su emblemático personaje en Amas de casa desesperadas, (Mujeres desesperadas en España). Es que su excelente interpretación de Bree Van De Kamp, la vecina pelirroja de la exclusiva zona de Wisteria Lane, marcó un antes y un después en su carrera.

Y si bien al pronunciar su nombre es imposible no asociar su imagen con esa escrupulosa ama de casa que vive de las apariencias y está obsesionada con la limpieza y el orden, lo cierto es que Cross no se parece en nada a su personaje. Tanto en su vida privada como en su carrera, esta guionista, empresaria y productora de cine ha demostrado en más de una oportunidad tener una personalidad totalmente distinta: es humilde, luchadora y va siempre de frente.

Casada desde hace 14 años con el asesor financiero Tom Mahoney y madre de mellizas, en 2015 la actriz abandonó la actuación para dedicarse de lleno a su vida familiar. Tras superar un cáncer de recto y varios obstáculos que la vida le puso en el camino, esta gran activista social aprovecha su tiempo fuera de los sets para participar como embajadora de varias campañas benéficas y ambientales.

Marcia Anne Cross nació el 25 de marzo de 1962 en la ciudad de Marlborough, Estados Unidos. Su sueño de ser actriz comenzó desde muy pequeña, al punto que asistió durante toda su adolescencia a una escuela de drama y teatro. Sin embargo, al egresar decidió que la actuación sería sólo un pasatiempo para ella y se anotó en la Universidad de Los Angeles, donde al tiempo obtuvo un máster en psicología.

Pero su título no le impidió experimentar con su verdadera vocación. Su primera aparición en la pantalla fue en una serie de televisión llamada “The edge of the night”, en 1984. A partir de su debut, Cross comenzó a tener algunos roles estables en otras producciones pero su gran destape fue con su participación en “The Last Days of Frank and Jesse James”, protagonizada por Johnny Cash y Kris Kristofferson.

Su paso por varias tiras televisivas sirvió de trampolín para su debut en la pantalla grande con el largometraje “Bad Influence” (1990), junto a Rob Lowe y James Spader. Sin embargo, fue recién dos años después que llegó su primer éxito de la mano de la doctora Kimberly Shaw Mancini, una "desequilibrada mental" que intentó matar a medio elenco en “Melrose Place”.

Este papel la impulsó a la fama en un santiamén y, aunque originalmente había sido elegida para aparecer en un solo episodio, los productores se dieron cuenta de la genialidad de esta actriz y decidieron llamarla una y otra vez hasta hacerla miembro estable del elenco. Curiosamente su personaje quedó como uno de los favoritos por parte del público.

“Always say goodbye”, “Female perversions” y “Dancing in September”, fueron algunos de los créditos que se sumaron a su CV, aunque el cine no parecía rendirle tantos frutos como las series de televisión, motivo por el cual decidió volver a la pantalla chica bajo el rol de la doctora Linda Abbot en la aclamada serie “Everwood”. También, tuvo participaciones en series como “Seinfeld”, “Ally McBeal”, “CSI” y “Spin City”.

En 2004, Marcia decidió abandonar “Everwood” para interpretar uno de los papeles más importantes de su carrera: el de Bree Van de Kamp en la hilarante Amas de casa desesperadas, (Mujeres desesperadas en España). Allí, las mujeres de la calle de Wisteria Lane que aparentaban ser felices con una familia unida y admirable, llevaron a la audiencia a distintos estados en cada episodio.

Si bien en un principio Cross había audicionado para ser Mary Alice Young (personaje que quedó a manos de la actriz Brenda Strong), finalmente se quedó con el rol de esta pelirroja que es todavía recordada por su obsesión por mantener todo en orden. Gracias a su composición, Marcia obtuvo el reconocimiento de la crítica y recibió varias nominaciones tanto para los Emmy como para los Globo de Oro como mejor actriz en una serie de comedia.

Durante las ocho temporadas que duró esta historia llena de quehaceres, peleas, muerte y misterio, la actriz compartió cartel con Teri Hatcher, Felicity Fuman y Eva Longoria. Los rumores de que las actrices no se llevaban bien con Hatcher sonaron fuerte, aunque la única que terminó reconociendo públicamente su enemistad fue Longoria.

Paralelamente al éxito de la serie de la cadena ABC, en 2006 Cross contrajo matrimonio con Mahoney y a los meses ya esperaba mellizas. En un primer momento, la noticia impactó a los productores, que estaban en pleno rodaje de la tercera temporada. Sin embargo, al mejor estilo Bree Van De Kamp, Marcia encontró la solución perfecta: como tenía que guardar reposo, instaló por varios días el set de rodaje en su casa de Los Angeles.

Su embarazo, difícil de disimular a esas alturas, no formaba parte del argumento de los nuevos capítulos, ya que paradójicamente Bree fue la única de los cuatro personajes que no estuvo embarazada en ningún momento. Esto explica por qué la actriz es la única de las cuatro protagonistas que no aparece en todos los episodios.

Sin embargo, una vez que sus hijas nacieron Cross se reincorporó a los sets. Hasta que años después, la despedida sería definitiva. "Es difícil terminar algo y pasar por esa transición. Estoy segura de que el futuro va a traer cosas maravillosas, pero va a ser triste. Va a haber un proceso de luto y algunas lágrimas", confesaba casi sobre el final de esta historia que, debido a su éxito, se expandió por el mundo y llegó a tener versiones locales en distintos países.

A pesar de que siempre las despedidas son tristes, la actriz reconoció sentir cierto alivio al no tener que volver a lidiar con los excesivos horarios de los sets. "Quiero dormir un poco. Fueron ocho años y diez meses de trabajo por año. Voy a extrañar mucho la serie pero, al mismo tiempo, voy a poder recuperar un poco de aire", revelaba por aquel entonces.

Si bien después del éxito de Amas de casa desesperadas, (Mujeres desesperadas en España). Marcia volvió a participar de algunos proyectos como “La ley y el orden” y “Quantico”, ningún proyecto tuvo la misma intensidad que la serie de la cadena ABC. Es que Cross se había prometido disfrutar mucho más de la hermosa familia que estaba construyendo con Mahoney.

Luego de soportar innumerables rumores y especulaciones sobre su vida privada, Marcia sorprendió a todas las revistas del corazón con una historia de amor digna de cualquier ficción romántica. En 2004 conoció al financiero en una florería y, según ellos, fue amor a primera vista. Tras dos años de un noviazgo súper intenso, la pareja dio el sí el 24 de junio de 2006 en una ceremonia de ensueño que recreaba el lugar donde se vieron por primera vez. Y todo iba tan bien que antes de que se cumpla un año de su boda, el matrimonio anunció la llegada de sus mellizas.

Debido a algunas complicaciones, la artista fue obligada a guardar reposo por indicaciones de su médico y pasó las últimas semanas de su embarazo en cama. "No hay que alarmarse, simplemente es una medida de precaución", señalaba su representante ante la preocupación de sus seguidores. Finalmente, Eden y Savannah (fruto de un tratamiento de fertilización in vitro) nacieron, y Cross cumplió su sueño de formar una familia.

A lo largo de su vida, la actriz tuvo que atravesar varios golpes que la convirtieron en la mujer fuerte y luchadora que es hoy. En 1993, perdió a su novio, el actor Richard Jordan (25 años mayor que ella) a causa de un tumor cerebral. Si bien le llevó algo de tiempo, la artista pudo superar esta terrible pérdida aunque el miedo volvió a escena cuando el padre de sus hijas fue diagnosticado con cáncer de garganta en 2008.

Mientras que en un principio la pareja prefirió mantener la enfermedad en secreto, imágenes de un Mahoney totalmente calvo comenzaron a circular despertando las sospechas de la prensa. "Tom se encuentra bajo tratamiento y está respondiendo bien", aseguraba la publicista de la actriz mientras la pareja se abocaba a la recuperación en silencio.

Luego de varios meses de tratamiento, el financista logró vencer la enfermedad, sin imaginar que diez años después quien se enfermaría sería su mujer. En 2017, y en medio de un chequeo rutinario, Marcia fue diagnosticada con un cáncer de recto. Afortunadamente, los doctores detectaron la dolencia con antelación y, al día de hoy, la enfermedad se encuentra en remisión.

Con intenciones de concientizar sobre la importancia de hacerse los chequeos y controles rutinarios, Cross decidió contar su caso en septiembre de 2018. "Estoy agradecida y feliz de estar viva pero triste de decir que mi cabello se cayó y que ahora sólo mide un centímetro de largo y se ve quebradizo. ¿Alguien más ha sufrido de caída de cabello a raíz del cáncer? Háblenme. Los siento ", escribió en su cuenta de Instagram recibiendo más de 57 mil likes y casi 5 mil respuestas.

Sin su clásica cabellera pelirroja, la actriz contó que, tras ocho meses de quimio y radioterapia, se encontraba estable. "He superado el cáncer. Todo bien ahora. Fue un camino duro, pero tengo salud, estoy feliz y más agradecida que nunca. Gracias desde el fondo de mi corazón, que nunca deja de expandirse por ustedes. Con amor, Marcia", volvió a publicar para tranquilizar a sus fans ante la repercusión que causó la noticia.

Desde entonces, Cross comparte sus días post tratamiento con sus seguidores e intenta, a través de su propia experiencia personal, crear conciencia social al respecto. "Yo pensaba que nada estaba mal porque no tenía ningún síntoma. Pero la doctora me hizo un examen y me dijo: 'Cualquier cosa que sea, es curable'. Yo pensé: '¿De qué me estás hablando?'", recordó en una entrevista con CBS “This Morning” mientras alentaba al público a someterse a exámenes rectales, al menos, una vez al año.

Dicen que de las peores situaciones de la vida uno siempre sale fortalecido y así lo demostró ella. Con la fuerza y energía que la caracteriza, Marcia supo transformar el miedo y la angustia en un nuevo aprendizaje. "Creo que nunca daré nada por sentado. Ahora soy la chica que va al baño y piensa: '¡sí, es maravilloso lo que mi cuerpo puede hacer!'. Estoy tan agradecida", confiesa dando a entender que su enfermedad fue un nuevo comienzo para ella.

Además, reconoció que gracias a este hecho pudo reafirmar el inmenso cariño de sus admiradores y la unión con su familia, lo que claramente le dio fuerzas para seguir. "La experiencia de ser querida así me voló la cabeza", comenta mientras ahora disfruta mucho más de las cosas simples de la vida.

Ver esta publicación en Instagram

This is EVERYTHING. #gratitude #blessed [R]????[R][R][R]

Una publicación compartida de MARCIA CROSS (@reallymarcia) el 14 Nov, 2019 a las 6:24 PST

Teniendo en cuenta que el marido de la estrella televisiva también fue diagnosticado con cáncer años atrás y que las enfermedades de ambos podrían estar ligadas a la contracción del mismo tipo de virus del papiloma humano, el matrimonio ha decidido vacunar a sus mellizas de doce años para que estén protegidas y eviten así una hipotética infección a futuro.

Hoy, a sus 58 años, Cross se encuentra totalmente alejada de la actuación y reparte sus días entre la crianza de sus hijas, los viajes con su marido y su labor como embajadora de ciertas campañas en la lucha contra el cáncer como Because I am a Girl, Stand up to Cancer y Safeway Foundation, además de su gran activismo a favor del medioambiente.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Cómo fueron los últimos años de vida Sean Connery: "Sufrió demencia y eso le pasó factura"

La triste y emotiva despedida a Magda Rodríguez en "Hoy": "Se siente muy vacío este foro sin ti"

Los amores de Lucía Méndez que poco a poco han visto la luz

EN VIDEO: Las mejores adaptaciones de Michael Crichton, el maestro del thriller científico