La nueva vida de Jimena Cyrulnik: de novia, con casa nueva y un emprendimiento exitoso

·6  min de lectura
Jimena Cyrulnik en Miami
Jimena Cyrulnik en Miami

Fue un año de muchos cambios para Jimena Cyrulnik, que pasó los primeros meses de aislamiento por la pandemia de Covid-19 con su ex, Lucas Kirby, para estar en familia y contener juntos a sus hijos Calder y Tyron. Después se formalizó el divorcio, siguieron nuevos caminos y, ahora, la exmodelo y actriz vive una nueva historia de amor.

Thelma Biral: los actores con los que no volvería a trabajar, los desnudos, la obra que no fue y el éxito de Brujas

En realidad, a su actual novio Jimena lo conoció en marzo del año pasado, en uno de los últimos asados con amigos antes de la cuarentena obligatoria. Fue un flechazo para ambos y la relación empezó a tomar forma en medio de la particular situación que todos estábamos viviendo. Hoy la relación ya está consolidada y hasta se presentaron a sus familias.

Jimena Cyrulnik disfruta de Miami
Jimena Cyrulnik disfruta de Miami


Jimena Cyrulnik disfruta de Miami

Poco quiere contar Jimena sobre este amor, que nada tiene que ver con el mundo del espectáculo y con quien viajó a Miami en una suerte de mini luna de miel. En diálogo con LA NACION, Cyrulnik habla de todo esto y también de su incorporación al programa de América, A la tarde. “Lo de Karina (Mazzocco) se dio desde el inicio del ciclo pero no pude porque estaba de mudanza, con muchos cambios personales. Ahora tenemos que sentarnos a hablar para ver si sigo, después de mi viaje y de la correspondiente cuarentena”, detalla.

-¿Te vas de vacaciones, a vacunarte o a trabajar?

-Un poco de todo. Voy a vacunarme, aunque ya tengo la primera dosis que me di acá, y posiblemente me de otra allá. Es lo que me recomendaron. Y voy a hacer fotos de la campaña nueva de mis trajes de baño, Xyrus. Y a descansar un poco, además.

-Hace algún tiempo contaste que estás en pareja, ¿es una mini luna de miel también este viaje a Miami?

-Contaría todo pero él no es del medio y no quiere (ríe). Lo conocí en marzo del año pasado antes de la pandemia, en un asado que hizo una amiga en común. Fue un flechazo. Durante el aislamiento seguimos hablando por teléfono, conociéndonos, y después pudimos volver a vernos. Ya lo conocen mis hijos, Lucas, toda mi familia. Tenemos una relación súper afianzada, y hace un año y pico que estamos juntos.

-¿Qué pensaste cuando lo conociste? ¿Uy, qué fiaca o bienvenida la adrenalina del amor?

-Esas cosas suceden, no se buscan. Y me dio adrenalina a full, porque soy muy enamoradiza, muy pasional. Me trajo todo lo bueno.

-¿Cómo se llama?

-No me deja...

-El Señor X...

-(Ríe) No quiere saber nada. Me pidió que hiciera un Instagram privado con amigas más íntimas y familia, y que ahí postee lo que quiera. No es del medio y le da un valor a su intimidad que me costó entender, porque crecí en otro mundo. Es muy reservado.

-Entonces el viaje es una luna de miel...

-Mmm...

-Cambiemos de tema entonces. Al inicio de la pandemia volviste a convivir con tu ex, por una cuestión de logística y acompañamiento. ¿Cómo ves, a la distancia, esa decisión?

-Estuvo espectacular. Fue una decisión que volvería a tomar. Era un momento de mucha incertidumbre, de muchos miedos, yo no quería salir ni al supermercado, estaba realmente asustada y sola con los chicos. Tenerlo a Lucas en casa me daba una sensación de protección que necesitaba en ese momento, y la pasamos en familia. Lucas me dijo que podía ayudarme con los chicos, hacer las compras, y le dije que sí, claro. Entiendo que pueda ser una situación confusa y nos sentamos a hablar con nuestros hijos para explicarles que la convivencia era por fuerza mayor, que seguíamos siendo una familia pero no tenía que con ver con que mamá y papá volvieran a estar juntos.

-Para ustedes sí estaba claro porque en ese momento empezaban a tramitar el divorcio…

-Absolutamente. Quizá sea difícil de entender, pero para mí Lucas es el papá de mis hijos y va a ser mi familia siempre. A pesar de que él forme pareja o yo tenga la mía, el lazo que me une con él es para siempre, es fraternal y trasciende todo. Así lo que lo volvería a hacer.

-¿Cómo es hoy la relación con tu ex?

-Tenemos una relación excelente, nos entendemos, siempre ponemos a los chicos por sobre nosotros y nuestras diferencias, que las tenemos claro, pero siempre pensando en los chicos nos entendemos todo el tiempo…

Jimena Cyrulnik y la buena relación con su ex, Lucas Kirby
@jimecyru


Jimena Cyrulnik con su ex, Lucas Kirby y sus hijos en un festejo de cumpleaños de 2020 (@jimecyru/)

-Una manera muy madura de llevar a cabo un divorcio.

-Tenemos diferencias todo el tiempo y por algo nos separamos, pero entendemos que ya no somos nosotros sino nuestros hijos, y cuando pensamos en ellos primero, nos encontramos. Encajamos bien, le encontramos la vuelta siempre porque tenemos el mismo objetivo y queremos que fluya, que no haya tironeos. Nos hacemos favores mutuos. Cuando nos separamos le dije: ‘preparate porque voy a ser la mejor ex del mundo’. Y así es.

Jimena Cyrulnik en Miami: un poco de descanso y otro poco de trabajo
Jimena Cyrulnik en Miami: un poco de descanso y otro poco de trabajo


Jimena Cyrulnik en Miami: un poco de descanso y otro poco de trabajo

-¿Te mudaste?

-Sí. Con Lucas vivíamos en una casa que quedó muy grande, y nos mudamos a un departamento en la bahía de Nordelta

-¿También te invadieron los carpinchos?

-Acá no pero están al lado de la casa en la que vivía. Son hermosos, van en comunidad para todos lados y son mil. Hay que tener cuidado de noche e ir despacio. Son espectaculares.

-Viviste un gran cambio en este último año y medio...

-Movimientos, cambios y adaptación. Pero estoy feliz. Me levanto y voy al taller a diseñar y me siento contenta. En casa hay un espacio donde tengo mis muebles, mis centímetros y mis hojas para dibujar, y después voy a la fábrica que me hace el producto y a la modelista que le da forma. Es un trabajo en equipo.

-Combinás tu trabajo en los medios con el de diseñadora y empresaria.

-Amo estar en los medios y siempre que me llamen y me interese, estaré. Estoy al frente de Xyrus y estamos a full, con la marca súper instalada. Con nuestras chicas Xyrus, como las llamo yo, tenemos interacción todo el tiempo. Soy feliz diseñando estos trajes de baño que le cambian la vida a las mujeres y lo sé porque me escriben y me dicen que desde que conocieron mi marca no se compran trajes de baño en otro lado, porque antes no se sacaban ni la remera ni el shorcito en la playa y ahora están cómodas con la malla que les tapa la cola y la panza. Hay una comunión con las chicas que trasciende la venta. Somos una especie de comunidad. Ahora estamos abriendo un espacio nuevo en Palermo, con probadores hermosos, con alfombra, luz cálida y podés entrar con tu mamá. Y las vendedoras te asesoran en lo que te conviene. Es hermoso lo que pasa con mis clientas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.