La vida en Israel se detiene en Yom Kippur

·1  min de lectura

La vida israelí se detuvo el miércoles al atardecer, al comenzar la festividad más solemne del calendario judío, Yom Kippur o Día del Perdón.

Tiendas, negocios, el trasporte público y las emisoras cierran en este día en el que los devotos ayunan desde la puesta del sol el miércoles hasta la misma hora el jueves y se dedican a la oración y el arrepentimiento.

Para muchos judíos seculares es una jornada de reflexión e introspección que se pasa en familia. Las calles se vacían de tráfico y solo se ven bicicletas.

La policía dijo que ha apostado fuerzas adicionales en torno a Jerusalén en particular la Ciudad Vieja y los sitios sagrados para judíos, cristianos y musulmanes.

Las fiestas judías tienen lugar en momentos que Israel sufre una cuarta ola del coronavirus, con las cifras de casos diarios más altas desde el inicio de la pandemia el año pasado.

Durante las fiestas de 2020 rigió una cuarentena total. Este año, el Ministerio de Salud recomendó que las oraciones se realizaran al aire libre. Los oficios en interiores se limitan a 50 personas, salvo en las sinagogas que solo admiten personas vacunadas, recuperadas o que han dado negativo en un test reciente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.