Una segunda vida para los árboles de Navidad

Vemos qué hacen ciudades como París y Londres con los abetos naturales que alegraron muchas casas estas fiestas y con los que no se vendieron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.