Vicuña Mackena: multitudinaria marcha para pedir justicia por el cura asesinado

LA NACION
·2  min de lectura

CÓRDOBA.- Un joven de 23 años y un menor de edad están detenidos por el crimen del cura párroco de Vicuña Mackenna. El hecho se produjo anoche y conmocionó a esta ciudad de unos 10.000 habitantes del sur cordobés, donde después del mediodía hubo una multitudinaria marcha de los vecinos pidiendo justicia por el crimen del sacerdote Jorge Vaudagna.

La gente se concentró en la cuadra de la casa parroquial, donde anoche al bajarse para guardar su auto, el cura fue asesinado en un intento de robo. Los vecinos plantearon que están cansados de la inseguridad que se vive y que hace tiempo que vienen reclamando por la cantidad de hechos delictivos.

Asesinaron al cura párroco de la ciudad cordobesa de Vicuña Mackenna

En la caminata llegaron hasta la Comisaría local donde el jefe de la Departamental, Walter Huerta, salió a responderles: "Es importante que el ciudadano sepa que existe un 0800...", comenzó a decir cuando los vecinos lo interrumpieron y le empezaron a señalar que antes había más seguridad. Huerta también afirmó que no podía dar detalles de la investigación por el crimen de Vaudagna.

"Unidos por el dolor y la impotencia, como sociedad perpleja que no encuentra respuestas, convocamos a una movilización que provoque en nosotros un renacer como comunidad que se une para pedir justicia y seguridad para Vicuña Mackenna", sostiene la convocatoria de los vecinos. "Seamos ciudadanos responsables y comprometidos, hasta ahora hemos sido una sociedad dormida!!!! Digamos basta!!! Vecinos unidos".

Los vecinos le enumeraron a Huerta una serie de delitos que se vienen registrando en los últimos tiempos y le recordaron que han hecho propuestas para tener más seguridad. "Estamos hartos, por eso nos estamos movilizando", fue una de las frases más escuchada.

El hombre de 23 años fue detenido e imputado por el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en concurso con la participación de un supuesto menor de edad. Huerta sostuvo que el detenido tiene un antecedente por atentado contra la propiedad. Los vecinos, ante ese dato, gritaban "tiene más de un antecedente, mienten".

El menor fue encontrado en un allanamiento encabezado por el fiscal Daniel Miralles, a cargo de la causa. Ordenó su identificación, lo fichó y lo puso, según corresponde judicialmente, a disposición del juzgado de menores de Río Cuarto.

El velatorio de Vaudagna será esta tarde en su localidad natal, Sampacho. A las 19 el obispo de Río Cuarto, Adolfo Uriona, presidirá una misa. Este jueves los restos del cura serán despedidos en la parroquia San José de Vicuña Mackenna, donde estuvo durante 12 años.

"El padre Coqui era una persona entregada, buena, que siempre se daba a los demás y que se truncara su vida en un instante nos conmocionó muchísimo -dijo el obispo Uriona-. Hay que enfrentar esto desde la fe porque la tentación es dejarnos abatir por todo lo que nos está pasando; hay que empezar a trabajar en la esperanza".