Victoria Tolosa Paz: “La reelección de Alberto Fernández se va a dar naturalmente, es lo que la Argentina necesita”

·17  min de lectura
Victoria Tolosa Paz, diputada por el Frente de Todos, charló en Cariló con LA NACION; está en la casa de Pepe Albistur, su pareja
Tomás Cuesta / Enviado especial

CARILÓ.– Victoria Tolosa Paz recibe a LA NACION en la casa de su pareja, Enrique “Pepe” Albistur (amigo personal del presidente Alberto Fernández), en Cariló. “Puerta de Hierro” es el nombre que eligió “Pepe” para su lugar de veraneo, rememorando aquella residencia de Juan Perón en el exilio de Madrid.

Tolosa Paz se convirtió en diputada nacional del Frente de Todos en noviembre. Fue como primera candidata en la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires en una elección que representó un dolor de cabeza para el peronismo/kirchnerismo en las PASO, amortiguado luego en las generales por un resultado más ajustado.

Procuradores de todo el país cerraron filas contra las declaraciones de Juliana Di Tullio

Reconoce que no esperaban la derrota en las primarias, aunque dice que tampoco proyectaban una remontada en noviembre. Admite las diferencias entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández: “Nosotros aceptamos las diferencias como tal, no son lo mismo Alberto y Cristina, como tampoco son lo mismo Sergio [Massa] y Máximo [Kirchner]. Pero se van a llevar una sorpresa porque Cristina es muy pragmática”, dice.

Victoria Tolosa Paz, diputada por el Frente de Todos,  en Cariló
Tomás Cuesta / Enviado especial


Victoria Tolosa Paz, diputada por el Frente de Todos, en Cariló (Tomás Cuesta / Enviado especial/)

Afirma que habrá un acuerdo “inminente” con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Vamos a honrar nuestras deudas”, aclara. Defiende el impuesto PAIS y las restricciones para quienes viajan al exterior y se ataja: “No estamos en contra de los sectores medios o medios altos”.

Se entusiasma con una reelección de Alberto Fernández: “Se va a dar naturalmente si seguimos en este sendero”. Y apunta contra la oposición. Para la diputada, Juntos por el Cambio rechazó el Presupuesto porque se da cuenta que la Argentina está empezando a crecer económicamente y deduce que por eso se reducen las chances de la oposición de ganar en 2023.

-¿Cómo se vive hacia adentro que Alberto Fernández tome un camino y que aparezca, por ejemplo, una carta de Cristina Kirchner marcando lo contrario? Pasó con el Fondo, pasó con el gabinete.

-El Frente tiene el protagonismo de Cristina [Kirchner] y Alberto [Fernández], y Sergio Massa, más Máximo [Kirchner] en su rol como presidente del bloque no tienen la mirada exacta de cada tema, sobre cuáles son las herramientas públicas necesarias para poder transformar la Argentina. Sin embargo creo que después de dos años de Gobierno, yo creo que ese equilibrio, después de cimbronazos como fue el resultado del 12 de septiembre, que hizo que la carta y el cambio de gabinete trajera mucha tensión interna, hemos aprendido a tratar de manejarlo hacia adentro, y a tener la discusión interna sobre cuáles son los mecanismos que tenemos que utilizar y cómo en todo caso sintetizarlos hacia afuera. Hemos aprendido que esas heterogeneidades internas pueden obviamente empezar a traer tensiones innecesarias en un momento en el que el Frente tiene que seguir abonando la unidad y salir con mucha fuerza a ganar terreno de cara a los problemas que tiene la ciudadanía.

Por ejemplo, sobre los planes sociales había distintas miradas. Había movimientos que planteaban un salario básico universal, el propio Alberto firmó un decreto para absorber la mano de obra de los planes sociales, y también había un proyecto de Sergio Massa, en ese caso el Presidente tomó una medida para ir bajando lentamente esos planes.

Con cada tema que podés puntear en la Argentina hay distintas miradas. Con el tema presupuesto hubo distintas miradas. [Martín] Guzmán mandó un presupuesto y tanto Massa como Máximo le agregaron 55 artículos. Hemos aprendido a que el Ejecutivo trabaja leyes, las manda, y las distintas vertientes del Frente pueden enriquecerlas. Si es trabajando y aportando hacia adentro, el daño no existe. Que queden expuestas esas diferencias hace que la ciudadanía y la oposición piensen que no tenemos una síntesis en la mirada de lo que hay que hacer hacia adelante. Y vamos logrando esa síntesis, también aprendiendo de los errores del pasado, hay cosas que hemos aprendido que no deberemos repetir si queremos mantener la unidad del Frente.

- ¿Cómo qué por ejemplo?

-Bueno, creo que la carta (de Cristina Kirchner) y la renuncia (del gabinete), si vos me preguntás si fue lo mejor que les pasó, te digo que no. Fue lo que pudimos hacer después del resultado. Si hubiésemos anticipado el resultado del 12 de septiembre y no hubiese sido una sorpresa para muchos de nosotros, las decisiones se hubiesen tomado en otro momento. Y no tropezar con un resultado que muchos no esperábamos.

-La carta no fue una buena idea entonces...

-No digo eso. Creo que la sorpresa del resultado fue tal que la carta y el cambio de gabinete fue necesaria en ese marco. En un marco donde el Gobierno se sorprendió con el resultado. Nos sorprendimos. Eso nos puso, de cara a dos años de gestión con la agenda del Frente de Todos, con un Presidente que tiene que ocuparse de que la recuperación económica sea más rápida, continua y de un marco de previsibilidad hacia adelante.

Sturzenneger criticó la política del PreViaje. Dijo que eso era Papá Noel. No. Papá Noel, los Reyes Magos y los 7 enanitos fueron Macri, Vidal y el endeudamiento que agravaron el déficit en la República Argentina.

En cambio, esas políticas públicas permiten incentivar el consumo interno. Es muy difícil buscar consensos con quien ve toda la parte negativa de una política fundamental. Fue parte de lo que vemos hoy en la costa de cómo el PreViaje impactó en un sector sumamente golpeado. Tenemos que trabajar en la construcción de un Estado que use el dinero para la recuperación de puestos de trabajo y para mejorar la recaudación impositiva. Alberto Fernández es clave en la batería de leyes que se van a mandar en 2022. Y la oposición va a acompañar muchas de esas leyes porque apuntan a la gente que también los votó a ellos.

-¿Por qué esperan que la oposición los acompañe? No les votaron el presupuesto...

-El presupuesto no lo votaron porque fueron mezquinos. La oposición, al no votar el presupuesto, perjudicó a gobiernos que son de Cambiemos. Eso es lo ilógico de un (Cristian) Ritondo gritando en el recinto.

-Lo que dijo Ritondo fue que el discurso de Máximo Kirchner detonó el acuerdo que había para hacer un impasse y mandarlo a comisión...

-No hay palabra o discurso de Máximo que haya hecho que el bloque de Ritondo votara en contra. Con esa decisión dañaron la vida de gobiernos de la oposición, de Jujuy y de Corrientes. Ellos ya habían tomado la decisión de no votar el presupuesto.

-¿Cómo juega la carta de Cristina y sus diferencias públicas con el Fondo en la negociación? ¿Se puede caer la negociación?

-No. Eso no existe. Yo la escucho a Cristina Kirchner públicamente. He compartido con ella actos, el último en la plaza de Mayo con Lula. Ella fue muy clara con respecto a la posición que tiene. La oposición dice que no pusimos los US$19.000 millones del Fondo en el presupuesto [los vencimientos de la deuda]. Y no hay forma de volcarlo porque no los puede pagar la Argentina en estas condiciones. La Argentina no puede pagar en los vencimientos establecidos.

La negociación con el FMI

-Pero las palabras de Cristina en público, que muestran diferencias importantes sobre la negociación con el Fondo, ¿no generan ruido hacia adentro y hacia el propio Fondo?

-No. Primero porque el interlocutor con el Fondo son el Presidente y Guzmán. En esa negociación, Alberto Fernández, el 27 de octubre también fue claro y contundente: dijo vamos a pagarle al Fondo pero primero la Argentina tiene que poder crecer y desarrollarse. Y que la Argentina necesita que ese acuerdo con el Fondo no sea a costa del sufrimiento de un pueblo que hace seis años que sufre, cuatro con las políticas económicas de Macri y dos de una pandemia en los que la pobreza y la indigencia crecieron. Tanto Cristina como Alberto saben que tiene que haber una salida con el Fondo Monetario Internacional y la Argentina tiene que seguir el sendero del desarrollo económico y el crecimiento.

Y cuando dicen que no pusimos los vencimientos no sé si reírme o llorar. Ni creciendo a 10 puntos podríamos tener los dólares para pagar los vencimientos en 2022. Ellos nos llevaron a este lugar. Nosotros éramos conscientes de eso. Me dio mucha tristeza ver una oposición buscando una excusa para no votar el presupuesto. Lo que pasa es que en 22 crecemos y en 23 también. Y ven que eso pone en riesgo la posibilidad de ganar la próxima elección. Cuando nos vieron el 14 de noviembre con una sonrisa no era que negábamos el resultado de la elección. Si en Pandemia, con una caída de 9 puntos del PBI, perdimos por un punto, la sonrisa era la certeza de que el sendero tomado es el correcto.

-Pero ustedes no esperaban el resultado de la primaria ¿Esperaban ganar?

-Ajustados, pero ganar. También me sorprendió el 14 de noviembre.

-Entonces, ¿la visión es que un no acuerdo con el Fondo no es una salida buena o sí?

-Estamos trabajando para buscar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Estamos trabajando para poder obviamente entrar en un sendero de certeza de cómo y de qué manera vamos a pagar esa deuda. Necesitamos crecer y desarrollarnos para pagar esos vencimientos. Para poder desarrollar la estructura productiva necesitamos dólares. Y esos dólares no pueden estar destinados el 100 por cien a pagar deuda porque nos limitan la capacidad interna. No es una mirada caprichosa. Necesitamos montar una estructura energética en la Argentina. Nosotros vamos a honrar y vamos a pagar. Para esto hay una etapa de negociación del Presidente y Guzmán.

-¿Pero el acuerdo estaría antes?

-Claramente. El acuerdo es inminente. Es este año, es en 2022. Es previo a afrontar los vencimientos. Alberto Fernández fue muy claro en por qué es necesario acordar con el Fondo pero con un mecanismo que no trabe la capacidad de desarrollo, porque piensa que para poder pagarle al Fondo necesita los dólares para el sistema productivo. Cuando vemos el Pre Viaje, lo pensamos para nivelar que no haya necesidad de dólares para viajar al exterior. Lo ves en la costa. Y por distintos motivos no solo por el Pre Viaje. Cada decisión está pensada para usar esos dólares para la producción Argentina. Tenemos récord de exportación en el país. No queremos que vuelva una apertura de importaciones indiscriminada. Eso nos piden las empresas.

-Por lo que dice, si el acuerdo con el Fondo no se dio hasta ahora, es porque el Fondo está pidiendo esos dólares para otra cosa que no sea producción...

-No. No creo eso.

-Pero algo está trabando la negociación...

-Bueno, seguramente es parte de la negociación de muchas condiciones que pondrá el Fondo y de las tensiones que se generan cuando alguien que no vive en esta Argentina, que no gobierna, puede poner condiciones que son muy fáciles de poner en una planilla de excel pero imposibles de cumplir en una Argentina con 40% de pobreza, 10% de indigencia y una capacidad productiva que necesita dólares.

Vamos en camino a lograr un preacuerdo con el Fondo. Y no lo veo tan alejado de lo que dijo Cristina. Ella dijo: “Señor presidente vamos a tener que pagar al Fondo pero no a costa de sudor y lágrimas del pueblo”. Lo escuché al presidente diciendo lo mismo.

-Suena fuerte igual que la vicepresidenta en un acto público le marque al Presidente sus diferencias...

-Pero Cristina lo dice en público y en privado. Se van a llevar una sorpresa no solo el periodismo sino la oposición buscando diferencias porque nosotros las asumimos como tales. No son lo mismo Alberto y Cristina. Y no son lo mismo tampoco Sergio y Máximo. No tienen la misma forma ni manera de tomar las decisiones. Por algo Cristina dijo que el presidente era Alberto, sino hubiera sido ella. Eso pone de relieve una mirada constante en las diferencias. Las hay. Pero también la tiene la oposición. No las negamos. Pero va a haber una síntesis. Como pasó con Bienes Personales.

-Dijo que se van a sorprender con el acuerdo con el Fondo...

-Se van a sorprender porque Cristina es pragmática. Se van a sorprender los que piensen que Cristina y Alberto tienen una mirada diferente que ponga en riesgo lo que estamos observando de la Argentina que es que vamos a crecer.

-Cristina, que en sus palabras, es pragmática, dijo en una cena con artistas que en el 19 ella jugó su carta con Alberto porque pensaba más en la situación de su hija que como dirigente política. Algunos creen que sugirió con eso una candidatura para 2023...

-Creo que Alberto fue muy claro el 17 de noviembre. Él es el presidente de los argentinos pero también del Partido Justicialista. Ese día dijo algo muy necesario, hay que ampliar las bases de la participación del peronismo, gestionar para que el peronismo vuelva a enamorar. Dijo: “Yo sí voy a trabajar para ser reelecto”, y es lo que la Argentina necesita porque se va a dar de por sí si seguimos creciendo y le podemos transformar la vida a aquellos que todavía no pudimos hacerlo. El asalariado que vive con 40 mil pesos, nos votó con la angustia de no llegar a fin de mes, pero que necesita que veamos que ese voto es para que ellos recuperen su poder adquisitivo.

Celebro que Alberto se pare sobre el PJ. Y diga que va a ser un partido competitivo y que haya PASO. Porque esa base de ampliación va a ser un éxito.

-¿Someten al presidente de la Nación a una PASO?

-El mismo se sometió.

-¿Pero es factible? La oposición con Macri no las usó.

-Pero Alberto ya lo dijo. Hay que ver si surge la necesidad. No lo veo descabellado.

-Pero no puede un Presidente someterse a una paso y perderla.

-No son los tiempos que se avecinan. Abre ese campo para ampliar la base de participación en lugares en los que hemos sacado por debajo de los 20 puntos.

Yo me sometería a cualquier PASO. El Presidente planteó el 17 de noviembre en el imaginario que no hay límites a la participación política dentro del Frente de Todos. Y creo que es muy sano. Que lo diga él hace creíble que esto va a suceder. No hay cuestión electoral, no hay victoria en el 23 si no somos capaces de recuperar la capacidad de gestionar. No es todo lo mismo. Tenés bloques de izquierda, pero también el bloque federal con Randazzo, Graciela Camaño, el Topo Rodríguez. Hay que generar consensos en el Congreso.

Victoria Tolosa Paz, diputada por el Frente de Todos,  en Cariló
Tomás Cuesta / Enviado especial


Victoria Tolosa Paz, diputada por el Frente de Todos, en Cariló (Tomás Cuesta / Enviado especial/)

Hay que hablar y tener la cintura para modificar artículos. No nos resultó con Bienes Personales. Ellos pensaron que nosotros no queríamos modificar la base. A nosotros no nos parece justo que una docente por tener dos autos tenga que pagar bienes personales. Se van quedando sin discurso porque creen que nosotros no trabajamos sobre los problemas de la Argentina. Estamos cuidando nuestras cuentas. Uno de los objetivos que tenemos es que la Argentina que puede pagar impuestos los pague. Cuando la oposición dice: ustedes aumentan impuestos, nosotros decimos que no es así. Nosotros modificamos la matriz impositiva con leyes que nos dan la razón. Ganancias para los trabajadores, la modificación de la tabla de impuestos para las empresas. La modificación del impuesto PAIS: si te vas al extranjero vas a tener que pagar un 35 por ciento más de los dólares para el turismo porque necesitamos los dólares para la estructura productiva.

-Despertó muchas críticas ese impuesto y también la imposibilidad de pagar en cuotas los viajes al exterior...

-Pero los que nos critican aumentan el impuesto a las tarjetas en la Ciudad. Quienes nos critican no pueden sostener que cuando gobiernan sus distritos aplican sus sistemas para recaudar más.

-Pero pensando más que en Larreta o en la oposición en el ciudadano, ¿vos pensás como plantean algunos que se trata de un porcentaje muy chico y que son ricos los que viajan?

-Lo ponen en un lugar que parece que nosotros combatimos a los sectores medios, o medios altos de la Argentina y es todo lo contrario. Es una mirada errónea porque quienes vivimos en la Argentina tenemos que ser conscientes que estamos en un país con unos niveles de pobreza e indigencia muy altos con una gran capacidad productiva que para desarrollarse necesita de dólares. Para todas las producciones. Cuanto más nos apropiemos de no sentir que es “el Gobierno me castiga porque me voy a Miami” sino que hay un Gobierno que tiene que priorizar y va a seguir priorizando la estructura del país pero mientras tanto que puedas ser capaz de pagar ese diferencial para no afectar la capacidad productiva de la Argentina. Creo que si eso lo comunicamos bien, y aclaramos que no es para castigar a sectores medios altos, puede haber una forma solidaria de entender que podés irte a donde quieras pero vas a tener que pagar un impuesto PAIS para desarrollar la Argentina.

-En tu ideal, no lo mantendrías en el tiempo.

- Si la Argentina se desarrolla, duplica su capacidad exportadora, no hay duda que va a poder sacar este tipo de impuestos. Pero para eso hay que transitar un momento donde hay que elegir prioridades, y las establece el Presidente de la Nación.

-Es la persona de clase media, media alta, la que paga el costo, ¿que pasa con el aporte solidario? ¿Debería extenderse?

-No. Es por única vez. No nos creyeron. Tampoco creyeron en el éxito de este aporte.

-Pero siguiendo la misma lógica, hay sectores que piensan (incluso en el kirchnerismo) que si el que viaja paga el impuesto PAIS, el empresario grande debería pagar el aporte.

-Porque nos encaminamos a construir una matriz progresiva. El aporte solidario nos permitió robustecer al fisco. Al mismo tiempo aumentamos los impuestos para las grandes facturaciones. Tenemos mejor recaudación que la que tenía Macri. No es una estructura regresiva sino progresiva la nuestra. Hay que trabajar en una mejor estructura tributaria. Hay que erradicar la evasión tributaria de la Argentina. Que no es la de la economía informal, de los pequeños comercios, es la evasión con modelo de exportación, lo que Alcira Argumedo llamó las venas abiertas del Paraná.

-¿La Hidrovía?

-Sí. Las triangulaciones vía Paraguay, hay un gran trabajo para hacer. No hay posibilidad de desarrollar un Estado inteligente si no contamos con tecnología. El Estado de Macri era un Estado desmantelado. Él nos hizo creer que era la grasa militante. No era la grasa militante. Lo que hizo Macri fue destruir la capacidad del Estado para que fuera un Estado eficiente. Cuando ves al país con este nivel de fuga eso indica que somos un Estado ineficiente en captar la evasión.

Cristina Kirchner, Victoria Tolosa Paz y Alberto Fernández
Fabián Marelli


Cristina Kirchner, Victoria Tolosa Paz y Alberto Fernández (Fabián Marelli/)

-Pero el problema de la Hidrovía no viene de Macri.

-No, claro. Con Macri el Estado se diluyó. Pero yo creo en la construcción de un Estado eficiente, se puede hacer.

-¿Qué opinión tiene del video en el que aparecen ministros de Vidal con agentes de la AFI?

-No era una novedad que Julio Garro, en complicidad con sectores del gobierno de Vidal, habían tenido una mesa judicial que les garantizara un negocio inmobiliario a partir de excepciones en el Código de Planeamiento ver al intendente con las cámaras de la construcción y el colegio de Arquitectos en lo que luego fue a partir de diciembre, excepciones al Código Urbano, que le permitieron a esos actores rentabilidades millonarias. Ese fue el objetivo para el que vino Garro. A trabajar con un interés que queda bien visible. Garro no es una víctima. Es una víctima que dijo “hablemos con una bala en la mesa”. Eso no es una víctima. Fue sabiendo a dónde iba y con quiénes.

-Pero el “Pata” Medina es un personaje polémico y violento con muchas causas...

-No hablamos del Pata Medina. Estamos hablando de si somos capaces de justificar si el intendente de La Plata, el ministro de Trabajo, tres agentes de la AFI y que las cámaras de empresarios y arquitectos convivan en una mesa y tramen el armado de una causa. En la causa que hizo Armella están las notas de los empresarios como prueba. Yo no voy a defender a nadie que no tenga que defender. Pero no me voy a transformar en alguien, en una dirigenta que avala eso. Es una barbaridad. Es un delito. Va a tener que rendir cuentas. Garro no va a escapar de la justicia con esto. No hay un hecho tan grave como este. Está todo grabado. Hay fojas armadas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.