Victoria Tolosa Paz: “Hay que debatir el salario básico universal, pero no con gritos en la calle”

·4  min de lectura
La diputada nacional, Victoria Tolosa Paz
La diputada nacional, Victoria Tolosa Paz - Créditos: @Fabián Marelli

Victoria Tolosa Paz, lugarteniente del Gobierno en la Cámara de Diputados, no es partidaria de impulsar en momentos de escasez de divisas y tensión cambiaria el salario básico universal que exige el dirigente Juan Grabois. La legisladora asevera que el debate debería darse pasada la turbulencia y sin eludir la cuestión de fondo: ¿es justo o injusto que una porción importante de la población vulnerable cobre del Estado un ingreso universal sin contraprestación?

“Hay que dar el debate en la coalición con todos los actores sentados a la mesa –sostiene Tolosa Paz-. Para garantizar un ingreso básico universal para siete millones y medio de personas, que sería la población objetivo, tenemos que discutirlo con el ministro de Educación y evaluar si deberíamos eliminar las becas Progresar, que tiene como contraprestación que se eduque nuestra juventud. Tenemos que discutirlo con el ministro de Desarrollo Social y ver si estamos dispuestos a retirar la tarjeta Alimentar, que alcanza a cuatro millones de niños y niñas. Tenemos que discutirlo con el ministro de Trabajo y evaluar si tenemos la capacidad de desarmar todo el sistema de empalme al sistema formal de trabajo”.

La diputada insiste en la necesidad de abordar la cuestión de manera franca puertas adentro del Frente de Todos. “Todos los planes sociales que actualmente otorga el Estado tienen una contraprestación. ¿Estamos dispuestos a decir que estos planes no van a existir más para introducir un ingreso universal que garantice un piso de igualdad? La discusión no está saldada dentro del Frente de Todos y no se salda gritando posiciones en la calle, sino discutiendo todos juntos sentados en una mesa con la mirada puesta hacia adelante”, sostuvo.

Jornada de cortes y manifestaciones en Puente Pueyrredón. Juan Grabois
Jornada de cortes y manifestaciones en Puente Pueyrredón. Juan Grabois - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Tolosa Paz no disimula su preocupación por el tono que adquirió la discusión pública sobre la conveniencia o no de instrumentar un salario básico universal. Ayer, en una jornada de protesta con más de 50 concentraciones y cortes de rutas en todo el país, el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Juan Grabois le exigió al Gobierno la puesta en marcha de este beneficio y advirtió sobre eventuales saqueos.

“Tenemos que tener la capacidad de discutir si queremos que exista un único ingreso universal de $14.800 para las personas sin trabajo o si solapamos los actuales programas sociales que tienen contraprestación. ¿Este salario debería convivir con la AUH, con la tarjeta Alimentar, con las becas Progresar? Porque si todo esto se suma, ¿qué lugar le damos a ese trabajador que se levanta todos los días y se toma dos colectivos y un tren por $60.000? Esta es la discusión de fondo que yo quiero dar, no como legisladora sino como ciudadana que entiende que el Estado no es infinito y que la mirada de los recursos tiene que estar enfocada a mejorar las condiciones de acceso de las personas que hoy no tienen trabajo pero no por ello castigar al resto de la población”, insiste.

Tolosa Paz prefiere enfocar su esfuerzo en los proyectos de carácter productivo que impulsa el Gobierno que, a su juicio, promueven un círculo virtuoso de mayor producción y empleo. Esa es la misión que le encomendó el presidente Alberto Fernández cuando asumió como legisladora nacional en diciembre pasado. Desde las comisiones de Industria, Finanzas y Economía, Tolosa Paz se convirtió en una de las voces más potentes en defensa de las iniciativas del Gobierno.

Algunas de esas iniciativas ya fueron aprobadas, como la de promoción de inversiones en la industria automotriz y la de incentivo a la bionanotecnología. El próximo objetivo será avanzar en una ley agrobioindustrial y en el proyecto, más polémico, de creación de un gravamen sobre la “renta inesperada” dirigido a las empresas que se beneficiaron con ganancias extraordinarias tras la guerra en Ucrania.

La oposición, renuente a subir más los impuestos, ya anticipó su rechazo a esta última iniciativa que sigue frenada en la Cámara de Diputados. “Hay que destrabar esta discusión: voy a proponer que la recaudación de este gravamen sea destinada prioritariamente a atender la pobreza en aquellas provincias con índices más altos de necesidades básicas insatisfechas. ¿Estará dispuesta la oposición a rechazar que los sectores más ricos de la sociedad ayuden, con este gravamen, a paliar la pobreza? ”, desafió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.