Victoria opositora en corazón de oficialismo en Venezuela da esperanzas a movimiento fracturado: analistas

·4  min de lectura

Por Deisy Buitrago y Mayela Armas

BARINAS/CARACAS, 10 ene (Reuters) -La victoria de un opositor en las elecciones del estado Barinas, el corazón del partido socialista gobernante de Venezuela, da esperanzas a una fracturada oposición de que puede obtener triunfos electorales cuando lograr movilizar a los electores y los partidos políticos van en unidad, dijeron analistas.

Sergio Garrido, un dirigente opositor, se alzó en los comicios del domingo con la gobernación de Barinas al obtener 172.497 votos (55,36%) y derrotar al exministro Jorge Arreaza, que con 128.583 votos o el 41,2% llegó en segundo lugar.

El total de votos en Barinas aumentó con respecto a los comicios regionales de noviembre, cuando en el estado se registraron 278.666 votos. El domingo en Barinas, un estado con cerca de un millón de habitantes, estaban inscritos para votar 600.000 electores, y participaron 311.595, un repunte atribuido principalmente por la movilización de opositores.

El oficialismo, que controló la entidad durante 22 años a través de la familia del fallecido mandatario Hugo Chávez, por primera vez cede ante un contrincante opositor, debido a un desgaste del sector y la abstención de su electorado, según analistas consultados.

El resultado de la nueva elección, sin embargo, no altera el dominio del oficialismo sobre la mayoría de las gobernaciones, pero es una victoria simbólica para la oposición, que ahora tiene 4 de las 23 gobernaciones, el mismo número que en 2017.

Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, felicitó a los venezolanos "que apostaron por la democracia en las elecciones de ayer en Barinas".

"Las descalificaciones de los candidatos de la oposición, la censura de los medios, la intimidación de los votantes y otras tácticas autoritarias no pudieron subvertir la voluntad de los votantes venezolanos", escribió Nichols en su cuenta de Twitter.

Desde Barinas, Arreaza dijo acompañado de algunos dirigentes oficialistas, que aceptaba la derrota con "dignidad" y le indicó a los miembros del partido que si tienen que hacerse a un lado para renovar los liderazgos deben hacerlo "con humildad... no nos atornillemos" en los cargos. El vicepresidente del partido gobernante, Diosdado Cabello, que encabezó la campaña en Barinas, estuvo ausente.

Con el triunfo en Barinas, la oposición tiene la labor de reorganizarse, entender que el voto sí importa, además de dar relevancia a los liderazgos regionales y preparar el camino a unas presidenciales, visto como una forma de salir de la crisis política, agregaron los analistas.

"Cuando un pueblo está molesto e indignado encuentra un medio para canalizar ese malestar. Se reivindica el voto como motivo de lucha", dijo Jhon Magdaleno, politólogo y director de la consultora local Polity. "Barinas fue un ejemplo de recomposición (de la oposición). Garrido terminó respaldado por más partidos", agregó.

En medio de la larga recesión económica y la hiperinflación, muchos venezolanos están desilusionados con la política. Al menos 5 millones de venezolanos han emigrado por la crisis.

La estrategia opositora ha sido de vaivenes. Los partidos políticos se ausentaron de las elecciones presidenciales de 2018 y las parlamentarias de 2020, argumentando que era imposible una votación justa por la interferencia del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Pero volvieron a las urnas en 2021 debido a la frustración por el fracaso de las sanciones de Estados Unidos que buscaban la salida del poder de Maduro.

Con los resultados de las regionales de noviembre de 2021, la dirigencia opositora llamó a la reconstrucción de la coalición, y el líder opositor, Juan Guaidó, insistió el lunes en fortalecer la unidad.

"Tenemos que hacer lo que hemos hecho bien en el pasado: organización, movilización y claridad de mensaje de cara al ciudadano", dijo Guaidó a periodistas. "Esta coyuntura debe servir para enfrentar los retos que nos vienen: reunificar y fortalecer la alternativa democrática", señaló el opositor quien comentó que la posibilidad de activar o no un revocatorio contra Maduro se resolverá en unidad.

Garrido luego de su juramentación como gobernador dijo que "hoy los venezolanos se dieron cuenta que desde Barinas, los barineses lo logramos, ¿Por qué el resto del pueblo de Venezuela no va a poder?".

La pérdida de la gobernación de Barinas revela un desgaste de liderazgos oficialistas y críticas a las gestiones de los mandatarios regionales vinculados al partido gobernante.

"Hay zonas que el chavismo venía perdiendo y está claro en eso, por lo que desde 2015 aplicó su estrategia de mantenerse en el poder siendo minoría como dividir a la oposición", dijo Félix Seijas, director de la consultora Delphos.

La elección de Barinas se repitió después de que en noviembre, cuando se realizaron las elecciones regionales, el oficialismo sorpresivamente no consiguió la victoria. El Tribunal Supremo de Justicia, visto por la oposición como cercano al gobierno, ordenó repetir los comicios luego que inhabilitara al candidato opositor, Freddy Superlano.

(Reporte de Deisy Buitrago en Barinas, Vivian Sequera y Mayela Armas en Caracas.)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.