La victoria de Lula abre una nueva etapa en las relaciones con EEUU

(Photo: Reuters)

La victoria del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, saludada rápidamente por la Casa Blanca, abre una nueva etapa marcada por el pragmatismo en las relaciones con Estados Unidos, con afinidades medioambientales pero también divergencias sobre China o Rusia, estiman analistas.

Washington (AFP) – Aunque las relaciones diplomáticas son de por sí inescrutables, la de Estados Unidos y Brasil es en cualquier caso "pragmática y un asunto de Estado independientemente de quién esté en el poder", afirma Valentina Sader, directora asociada del Centro Adrienne Arsht para América Latina del Atlantic Council, en Washington.

¿Cambio de rumbo?

Dado el "carácter muy pragmático y conciliador" de Lula, la relación bilateral será "más predecible y estable" que con el mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro, estima la investigadora Isabelle C. Somma de Castro, de la Universidad de Sao Paulo.

Es probable que Lula se centre en la lucha contra el cambio climático. "Sería una vía importante para profundizar la cooperación" con el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden, "y un punto de liderazgo potencial para ambos países a nivel mundial", opina Sader.

Si nos hacemos una idea de lo que podría ser su presidencia en 2023 a luz de lo que fueron sus mandatos anteriores, Brasil priorizará los lazos "dentro de la región y con todo el sur global, trabajando en estrecha colaboración con Estados Unidos, Europa, China", señala Sader.

"Dicho esto -agrega- no espero que las relaciones bilaterales cambien mucho (...) a menos que haya algún tipo de ruptura institucional, en cuyo caso Estados Unidos se distanciaría de Brasil".

A nivel comercial, los expertos consultados descartan cambios significativos.


Leer más sobre RFI Español