Victoria Donda, tras el escándalo con su empleada doméstica: "Yo he tomado en el INADI a mucha gente que conozco"

LA NACION
·4  min de lectura
"Puede ser que sea reprochable pero hay situaciones de vulnerabilidad que exceden las formas de transparencia que tiene el Estado para contratar", argumentó Victoria Donda
Fuente: Archivo

Después de haber sido denunciada por el presunto delito de defraudación contra la Administración Pública por haberle ofrecido un plan social y un empleo en el Estado a su empleada doméstica, Victoria Donda salió a defender su postura. "La verdad es que he tomado a mucha gente que conozco porque es lógico que uno toma a la gente que tiene más cerca", dijo y añadió: "Y lo voy a seguir haciendo".

La titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) negó además que su empleada Arminda Banda Oxa no estuviera en blanco, y que no se hubiera hecho cargo de su salario durante la pandemia. "La quise ayudar. Me parece que está bien. Para eso está el Estado. Pero es mentira que le dije que no le pagaría una indemnización. Toda mi vida dedicada a los Derechos Humanos, nunca haría algo así, por nada lo haría", sostuvo la exdiputada.

A pesar del malestar con Victoria Donda, en el Gobierno no le pedirán la renuncia y la mantendrán al frente del INADI

"Lo que sí le ofrecí es poder ayudarla a entrar en algunos de los planes sociales que está prestando el Gobierno. El abogado dijo que yo le quería dar eso para que preste servicio en mi casa pero después cambió el relato. Sí (le ofrecí) que participe de algún plan social a cambio de una contraprestación. El Estado no puede regalar los recursos, me parece bien que haga una contraprestación en la medida en que su cuerpo lo permita. O en el INADI, que no es el ministerio de Economía... no la íbamos a contratar como economista. Pero podría hacer maestranza o estar en alguna subdelegación cerca de su domicilio. Podía hacer alguna cosa que no le implicase un esfuerzo físico grande como trabajar en casas particulares porque es un esfuerzo físico que va desgastando a las personas", argumentó la funcionaria en diálogo con Reynaldo Sietecase, por Radio Con Vos.

"Puede ser que sea reprochable pero hay situaciones de vulnerabilidad que exceden las formas de transparencia que tiene el Estado para contratar", argumentó Victoria Donda
Fuente: Archivo

En ese punto, cuando el periodista le dijo que veía como "reprochable el hecho de tomar a alguien en un organismo como compensación a una situación personal", Donda respondió: "La verdad es que he tomado a mucha gente que conozco porque es lógico que uno toma a la gente que tiene más cerca".

"Por supuesto para tomar cargos de relevancia abrís concursos. Pero gente que está en situación vulnerable... la verdad es que yo ayudé a un montón de gente. Ahora está por firmar un contrato una mujer que es la esposa de alguien que trabaja en el INADI y también lo necesita mucho. No solo no me resulta reprochable, sino que es lo que hago permanentemente. Siempre trato de ayudar a la gente que está en esa situación. Y si le puedo cambiar un poquito la vida trato de hacerlo", explicó.

Victoria Donda, tras la denuncia: "Los reclamos no son ciertos"

En ese sentido, Sietecase insistió en que "tomar gente todo el tiempo que no está en condiciones es uno de los grandes problemas que tiene el Estado".

"Puede ser, creo que el Estado tiene que resolver otras cosas antes que eso. Pero sí, es posible, fue un error. Fue un error por las ganas de ayudarla, no por la motivación de querer que renuncie a un derecho, que es lo que vienen planteando", respondió Donda y añadió que detrás de la denuncia "quieren tapar noticias que son más importantes".

Cuando le preguntaron si lo considera un error, ella dijo: "Hoy no lo haría porque ya no confío en ella. Pero no me parece un error que el INADI ayude a personas como ella, que históricamente ayudó, y lo voy a seguir haciendo".

"Pero estás tomando a alguien que trabajaba en tu casa. Está mal. No está bueno que la tomes en una repartición que manejás vos", afirmó Sietecase.

"Puede ser. Era una posibilidad para que ella pueda estar mejor. Ella lo necesitaba y ahora está siendo usada. Puede ser que sea reprochable pero hay situaciones de vulnerabilidad que exceden las formas de transparencia que tiene el Estado para contratar. No estaba tomando a mi hermana que sería reprochable, le ofrecí trabajo a una mujer para que mejore su calidad de vida. En mi caso fue movilizado por el cariño", finalizó.