El vicepresidente Mike Pence se niega a invocar la 25a Enmienda para destituir a Trump

Griffin Connolly
·3  min de lectura
El vicepresidente Mike Pence le dijo a la presidenta Nancy Pelosi que no invocará la Enmienda 25 para eliminar a Donald Trump. (Getty Images)
El vicepresidente Mike Pence le dijo a la presidenta Nancy Pelosi que no invocará la Enmienda 25 para eliminar a Donald Trump. (Getty Images)

Mike Pence no invocará la Enmienda 25 para destituir a Donald Trump de su cargo y reemplazarlo con sólo ocho días restantes de su mandato, el vicepresidente le dijo a la líder de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi en una carta el domingo.

Pence envió su carta a Pelosi el martes por la noche justo cuando la Cámara estaba votando sobre una resolución que le pedía que ejecutara la destitución del presidente.

“Con sólo ocho días para el final del mandato del presidente, usted y el Caucus Demócrata están exigiendo que el Gabinete y yo invoquemos la Enmienda 25. No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con la Constitución”, escribió Pence.

En una carta que al principio elogia a Pelosi y a los demócratas de la Cámara por mostrar "unidad" al continuar certificando los resultados de las elecciones de 2020 incluso después de un intento de golpe de Estado en el Capitolio por parte de partidarios de Trump, Pence acusó al presidente de jugar "juegos políticos" al intentar expulsar al señor Trump.

Pero no sólo los demócratas quieren que se destituya a Trump de su cargo antes de que el presidente electo Joe Biden asuma la presidencia el 20 de enero.

Varios republicanos prominentes ya han anunciado que votarán para acusar a Trump cuando la Cámara realice esa votación el miércoles. Esos republicanos incluyen a la presidenta de la conferencia republicana de la Cámara de Representantes, Liz Cheney de Wyoming, y los congresistas Adam Kinzinger de Illinois y John Katko de Nueva York.

Katko, quien proviene de un distrito de tendencia demócrata que votó a Hillary Clinton en 2016 y Barack Obama en 2008 y 2012, es el principal republicano en el Comité de Seguridad Nacional.

Cheney fue implacable sobre el papel de Trump al incitar a la turba que irrumpió en el Capitolio el miércoles pasado y mató a cinco personas, incluido un oficial de policía del Capitolio de EE. UU.

“El presidente de los Estados Unidos convocó a esta turba, reunió a la turba y encendió la llama. ... Nunca ha habido una traición mayor por parte de un presidente de Estados Unidos a su cargo y su juramento a la Constitución”, dijo en un comunicado el martes.

Incluso el Partido Republicano del Senado parece dispuesto a volverse contra Trump.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, ha indicado en voz baja que cree que el presidente cometió delitos procesables, aunque no ha indicado si votaría para condenar o absolver al presidente por incitar a una insurrección, informó el New York Times .

Eso no significa necesariamente que McConnell volvería al Senado y votaría para condenarlo.

El republicano de Kentucky, que será relegado a líder de la minoría a finales de este mes, quiere escuchar el caso presentado contra Trump antes de tomar una determinación final, informó el Washington Post.

El presidente judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, presentó el martes un informe de 76 páginas con materiales que respaldan la resolución de juicio político de los demócratas.

McConnell no instaría a los miembros a votar de una forma u otra sobre la condena o la absolución, lo que podría generar una de las votaciones del Congreso más dramáticas, inciertas y trascendentales en la historia de Estados Unidos.

No está claro cuándo se convocará al Senado para un juicio político.

Por ahora, está programado que regrese el 19 de enero, sólo un día antes de la toma de posesión de Biden.

La carta de Pence el martes reiteró el aparente deseo de la administración de asegurar “una transición ordenada” y subrayó el mensaje prominente en algunos círculos republicanos de que ahora no es el momento de tomar un paso tan divisivo como destituir a un presidente.

"En medio de una pandemia mundial, las dificultades económicas para millones de estadounidenses y los trágicos eventos del 6 de enero, ahora es el momento de unirnos, ahora es el momento de sanar", escribió Pence.

Relacionados

Informantes aseguran que Trump sabía qué ocurriría en el Capitolio

Detenido manifestante que se fotografió en el escritorio de Pelosi

Pence promete una “transición sin tropiezos” en EEUU