Vicepresidente Costa Rica, imputado por financiamiento ilegal campaña de Chaves

Imagen de archivo. El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, en la Cumbre de las Américas celebrada en Los Angeles, Estados Unidos.

SAN JOSÉ, 31 oct (Reuters) - El primer vicepresidente de Costa Rica, Stephan Brunner, fue imputado en una causa penal por supuesto financiamiento ilícito de la campaña electoral del gobernante Rodrigo Chaves, informaron el lunes el propio investigado y el Ministerio Público local.

La Asamblea Legislativa del país centroamericano inició en septiembre una investigación por posibles contribuciones particulares ilegales en la contienda previa a los comicios de febrero, delito que la ley costarricense castiga con una pena de prisión entre dos y seis años.

"Estoy sujeto a un caso en sede judicial en calidad de imputado", dijo Brunner, tesorero de la campaña del mandatario, en una comparecencia ante la comisión legislativa que investiga esas supuestas irregularidades. Chaves inició en mayo su mandato con la promesa de combatir la corrupción.

Economista de 61 años sin experiencia previa en política partidaria, el vicepresidente es investigado como posible autor del delito de recepción ilegal de aportaciones privadas, confirmó el Ministerio Público en respuesta a una consulta de Reuters.

Las indagaciones de los diputados alcanzan también al financiamiento del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), la agrupación debutante que permitió a Chaves ganar las elecciones en abril, y de otras organizaciones.

En el PPSD operó un "esquema oscuro de financiamiento", según un informe del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) remitido al Ministerio Público y que señala donaciones prohibidas de compañías y extranjeros mediante un fideicomiso privado manejado en 2021 por el empresario Arnoldo André, ahora ministro de Exteriores.

Chaves y Brunner tienen inmunidad en su cargo, pero la perderían si así lo pidiera la Corte Suprema de Justicia y si el retiro de ese estatus fuera aprobado por 38 de los 57 diputados en el Congreso donde el oficialismo tiene solo 10 escaños.

Tras la revelación del informe del TSE y de audios de Brunner, Chaves aseguró que es inocente y que está concentrado en su gestión. A consulta de Reuters, la presidencia costarricense dijo que no haría comentarios adicionales sobre el caso.

(Reporte de Álvaro Murillo; Editado por Raúl Cortés Fernández)