La vicepresidenta de Colombia exige "justicia climática para los países colonizados"

Sharm el Sheij (Egipto), 10 nov (EFE).- La justicia racial y climática fueron los temas centrales en la agenda de la vicepresidenta colombiana, Francia Márquez, durante su participación en la cumbre climática COP27 que acoge la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

"No es posible hablar del cambio climático sin mencionar los efectos sobre las poblaciones históricamente excluidas, marginadas y empobrecidas", dijo Márquez este jueves en un coloquio en el pabellón de Colombia en el evento climático en el que participaron las activistas indígenas Helena Gualinga y Xiye Bastida.

La vicepresidenta colombiana hizo referencia al histórico abuso ejercido por multinacionales internacionales en territorios indígenas y la explotación a la que someten los recursos naturales de la región con consecuencias nefastas para el medioambiente que se plasma también en un incremento de la polución del entorno.

Márquez lamentó que esta combinación repercutiera negativamente sobre las personas que habitan la tierra, ya que no solo pierden sus fuentes de ingreso, sino también ven dañado su hábitat natural con el impacto que tiene para su propia salud, vida y desarrollo.

En su intervención también abordó otras cuestiones que consideró fundamentales en la lucha contra la crisis climática, como lo son el papel de las mujeres y la juventud en el cuidado del medioambiente y en la aplicación de medidas para mitigar y adaptarse a los efectos de la emergencia climática.

Además, en su agenda incluyó reuniones de alto nivel como la mantenida este pasado miércoles con Kerrie Symmonds, ministro de Relaciones Exteriores de Barbados, para definir estrategias bilaterales para "superar los efectos del cambio climático en los pueblos que han soportado el colonialismo y la exclusión histórica", y ahora están pagando una factura que no les corresponde.

La participación de Márquez en la COP27 representa su primer viaje internacional junto al presidente de Colombia, Gustavo Petro, en el que esperan poner a Colombia en el centro del debate medioambiental y convertir el país en un ejemplo de gestión de la crisis climática.

(c) Agencia EFE