Vicecoordinador de Morena pone en riesgo sesión de Congreso de CDMX

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Por viajar en su auto y no estar en su oficina o casa, como establece el acuerdo para las sesiones o reuniones virtuales del Congreso local, el vicecoordinador de Morena, José Luis Rodríguez, provocó que la sesión ordinaria de este martes estuviera en riesgo de no realizarse.

El problema surgió en la Conferencia Legislativa, pues luego de pasar lista de asistencia –a las 18:42 horas; es decir con 42 minutos de retraso--, como continuamente lo hace, el morenista se desconectó de la reunión.

Cuando el secretario de la Mesa Directiva, Alfonso Vega González, contaba los votos para aprobar el orden del día de la sesión ordinaria de este martes, Rodríguez Díaz de León simplemente no respondió.

Al no lograr obtener las dos terceras partes de los votos, como lo establecen la Ley Orgánica y el Reglamento del Congreso local, la presidenta de la Mesa Directiva, Margarita Saldaña Hernández, intentó justificar al morenistas.

"Parece que tuvo un problemita con la conexión. Démosle un momentito, para que nos de su voto", comentó la también diputada del PAN y ahora candidata del bloque "Va por la Ciudad de México" para la Alcaldía Azcapotzalco.

Pero el "momentito" se convirtió en minutos. Lo sorprendente es que Rodríguez Díaz de León al momento de pasar lista de asistencia estaba en un lugar cerrado, al parecer su oficina, para luego desaparecer de la pantalla.

Una vez que logró reestablecer la señal, el vicecoordinador de Morena en el Congreso local ya viajaba en su vehículo, y con abierta sonrisa voto a favor del orden del día.

De allí que la Conferencia Legislativa aprobó los trabajos del pleno para este martes, con el voto de tan sólo ocho de los 12 integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Licencia. Entre los oficios que recibió de último momento la presidenta de la Mesa Directiva, que fueron anexados para discutirse y, según el caso, aprobarse por el pleno, es la licencia "temporal" presentada por el alcalde de Iztacalco, Raúl Armando Quintero Martínez.

El funcionario solicita permiso para la separación del cargo "por 60 días", cuando la Ley Orgánica de Alcaldías de la Ciudad de México establece en su artículo 66, cuando la licencia es justamente por ese lapso o mayor, "es licencia definitiva".

Por ello, es un hecho que este martes, de aprobarse el permiso, Quintero Martínez ya no regresará, pues la licencia "temporal" es a partir del 8 de abril al 6 de junio; es decir, pretende volver el mismo día de las elecciones, con lo que queda establecido que duda obtener su reelección.

Con él, ya son seis alcaldes que piden licencia, aunque por ahora sólo en cuatro casos son "licencias definitivas", dado que superaron los 60 días para separarse del cargo, como lo establece la ley.

Los separados "definitivamente", son: Manuel Negrete Arias, de Coyoacán: Layda Sansores San Román, de Álvaro Obregón; Raymundo Martínez Vite, de Tláhuac; y Julio César Moreno Rivera, de Venustiano Carranza.

En el caso de Octavio Rivero Villaseñor, alcalde de Milpa Alta, goza aún de la licencia por 41 días, pues regresará el uno de abril próximo, luego de solicitar permiso para separarse del cargo el 20 de febrero pasado.

Además, Vidal Llerenas Vidal, alcalde de Azcapotzalco, quien fue uno de los primero funcionarios en pedir licencia, se reincorporó el 20 de febrero pasado y hasta el momento no ha solicitado un nuevo permiso para separarse del cargo.