Vialidad: cómo se formó y cómo operó la red de empresas de Lázaro Báez para captar fondos durante el kirchnerismo

·5  min de lectura
Lazaro Baez
La fiscalía apuntó al entramado de empresas capturadas por Báez para durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner

EL CALAFATE.- La radiografía realizada por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola durante el primer día del alegato de la causa Vialidad reveló la forma en que el empresario Lázaro Báez cooptó empresas para formar un emporio de la construcción, y puso en escena a las firmas que mientras estaban bajo el control de Lázaro Báez mantuvieron relación comercial con los Kirchner, varias de las cuales forman parte de la causa Hotesur, donde la Justicia investigó el lavado de dinero en los hoteles de la familia de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Para Luciani, que estuvo en el primer turno de alegato, no hay dudas de que Cristina Kirchner fue la jefa de una asociación ilícita destinada a extirparle fondos al Estado y detalló cómo Báez pasó de empleado bancario y monotributista a dueño de un emporio de empresas, fundando una y quedándose con el control de varias constructoras a partir de dudosos métodos.

El juicio contra Cristina Kirchner: la fiscalía describió “una de las matrices más extraordinarias de corrupción”

“La captura de aquellas empresas, cercenó que en Santa Cruz se produjera una sana competencia. Se apoderó de Loscalzo y Del Curto, de la Sucesión Adelmo Biancalani, de Kank y Costilla y de Gotti Hnos. En todos los casos se aprovechó de la delicada situación financiera de las firmas para quedarse con las empresas ”, detallaron los fiscales en el alegato.

Luciani aseguró que Báez se apoderó de empresas con trayectoria en el rubro para “ utilizarlas como vehículo delictivo y como pantallas para lograr impunidad” , y enumeró otras sobre las que se explayarán en las próximas audiencias: “También pertenecían al grupo otras empresas que vamos a ver cómo van a ir jugando en cada una de estas licitaciones: Badial SA, Valle Mitre, Servicio Integral Alem, Diagonal Sur, Don Francisco, La Estación, Austral Agro, Alternativa SA, M&P, Valle Hermoso, Epsur, Austral Atlántica, Epelco, Austral Desarrollo Inmobiliario, Hostería El Petrel, La Aldea del Chaltén, Alucom SRL, Agri, Misahar. Todas empresas manejadas por Lázaro Baez”.

En este pelotón de firmas se encuentran algunas con nexos probados con las empresas de los Kirchner. En la causa Hotesur, los fiscales demostraron que Báez pagó a los Kirchner el alquiler del hotel Las Dunas a través de Valle Mitre y administró el hotel Alto Calafate con la misma empresa, en tanto que alquiló habitaciones en el mismo hotel para simular ocupación a través de las constructoras en cuestión y también de La Estación, Don Francisco SA, Alucom y Badial SA, como fue revelado por una investigación de LA NACION hace nueve años. La Justicia unificó la causa Hotesur con la causa Los Sauces y el Tribunal Oral Federal N° 5 sobreseyó a todos antes de iniciar el juicio oral. Una decisión que la Cámara de Casación aún debe confirmar o revocar.

Las constructoras

Ambos fiscales argumentaron que en las 51 obras analizadas se acudió “a una ficción, a una simulación de licitación pública” y detallaron que se impedía la presencia de otros oferentes en las licitaciones, y aseguraron que competían solo las empresas del mismo grupo controlado por Báez.

Los fiscales empezaron por el principio de la historia. “ Gotti fue la primera que Lázaro Báez y su entorno capturaron . Una empresa histórica de Santa Cruz. Fue utilizada para dar los primeros pasos los iniciales y, cuando ya no sirvió más, fue desechada”, aseguró el fiscal Mola.

Al final de los ‘90, la constructora Gotti entró en un proceso de debacle económica y contaba con acreencias con el Estado de Santa Cruz que no lograba cobrar. Para ordenar las cuentas entró a escena Ernesto Clarens, con la financiera Invernes SA. Tal como lo reveló LA NACION en 2013, en enero de 2002 Gotti Hnos. SA cedió y transfirió a Invernes todos sus derechos de cobro de capital e intereses de los certificados de obra presentes y futuros. El Banco Santa Cruz pidió que se supervisara un veedor y designó a Báez, quien tenía una vinculación estrecha con Clarens. “Y ahí Báez logra introducirse dentro de Gotti”, detalló Mola.

Con la transferencia de los fondos en marcha, Báez pasó a gerenciar Gotti Hnos, fundó Badial SA y creó Austral Construcciones SA, nueve días antes de que Kirchner asumiera la Presidencia de la Nación, junto con Guido Blondeau, (empleado de Invernes) y Sergio Gotti. El dinero en riesgo estaba salvado y ahora quedaba dentro del mismo círculo.

Los fiscales detallaron cómo en el año 2007 Báez se apropió de la empresa Kank y Costilla: el 95% de acciones las adquirió a nombre de Austral y el 5%, a su nombre. Allí nombró director a su hijo Martín Báez, quien también formó parte del directorio de Austral y lo designó presidente en la empresa Loscalzo y Del Curto Construcciones SRL.

Los mensajes de José López que citó el fiscal Luciani como prueba contra Cristina Kirchner

Según reconstruyeron los fiscales, esta última empresa en 2005 otorgó un poder amplio al contador de Báez, Fernando Butti, y a Samuel Jacobs, para que operaran todo el patrimonio. En 2013, a poco de cumplir la mayoría de edad, Leandro Báez fue nombrado accionista gerente también en Loscalzo y Del Curto.

Para los fiscales, la apropiación de las empresas les permitió simular competencia. “E ra una ficción, una fachada y ya sea porque había un pacto que cotizarían por encima de la empresa elegida ”. La misma suerte fue la de la empresa chaqueña Sucesión Adelmo Biancalani, con la cual Austral se quedó con el 55% de las acciones y corrió de la toma de decisiones a la familia fundadora.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.