Viajes de regalo cerca de la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO, junio 21 (EL UNIVERSAL).- Sabemos que aún no es tiempo de salir de casa y, mucho menos, de viajar. Pero, en vez de objetos materiales que regalar a papá, piensa en una experiencia a futuro para cuanto todo esto pase.

Te proponemos cinco cosas que puedes obsequiarle, según su carácter y gustos.

1. Papás exploradores

La Sierra Gorda de Querétaro es una de nuestras mejores recomendaciones para organizar un viaje para un papá con espíritu de explorador y amante de la naturaleza. ¿Por qué? Es una Reserva de la Biósfera con paisajes impresionantes y diversos, que van de la montaña, pasando por bosques y selvas, hasta el semidesierto; está relativamente cerca de la Ciudad de México (entre cuatro y cinco horas de camino, según el punto a donde quieras ir); no hay turismo masivo; y, en cuanto a gastos, es accesible: la noche en una bonita cabaña con todos los servicios puede costar 600 pesos.

Pero, primero, hay que mantenerse informado sobre el status del semáforo epidemiológico de Querétaro en los canales oficiales del gobierno del estado y, después, investigar si ya abrieron al público tanto los atractivos como los alojamientos que te interesan. Por el momento, lo es viajar en auto propio o rentar uno.

Además de cañones, cascadas, bosques, pozas, ríos cristalinos y formaciones como el Sótano del Barro (una sima profunda donde habita una de las últimas colonias de guacamayas verdes en México), encontrarás en este viaje por carretera, que te llevará a conocer distintas zonas de la sierra, cinco misiones franciscanas que fueron declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. También podrás darte una vuelta por dos Pueblos Mágicos: Jalpan de Serra y San Joaquín.

Haz los recorridos por tu cuenta o en compañía de un guía local; o elige experiencias de dos a cuatro días que incluyen varias comidas, paseos, guía, transporte dentro de la sierra y alojamiento.

Para comenzar a planear tu viaje consulta el sitio oficial de turismo de queretaro.travel y sierragordaecotours.com, especializado en turismo ecológico, en el que encontrarás una amplia red de cabañas y campamentos, guías, cocineras tradicionales y artesanos de la región.

Algunos de los lugares de la Sierra Gorda que no pueden faltar en tu lista son: El Cañón del Paraíso de tan solo 10 metros de ancho, donde pasan las aguas cristalinas del río Extoraz; la cascada El Chuveje; la imponente arquitectura en ruinas del Exconvento de Bucareli; los campamentos que ofrecen actividades de aventura como El Jabalí y Bucareli Extremo; y las grutas de los Herrera, en el municipio de San Joaquín.

2. Un relax para el señor

El viaje perfecto de desconexión no necesariamente comienza con un vuelo costoso a un lugar lejano, sino una breve escapada carretera al Pueblo Mágico de Tepoztlán. Ahí se encuentra La Buena Vibra (hotelbuenavibra.com.mx), un resort dedicado al descanso y la búsqueda del bienestar físico y mental.

Esta experiencia está dedicada a quienes necesitan relajarse, por eso proponemos descansar en un hotel de tan solo 31 habitaciones repartidas entre jardines con vista al Tepozteco. Incluye menú de almohadas, sábanas de 500 hilos y, en algunos casos, terraza privada para salirse a leer en pantuflas.

Para pasar el tiempo hay dos albercas, dos jacuzzis y dos temazcales. El hotel también cuenta con un spa de tratamientos holísticos. Es posible elegir, entre un masaje de aromaterapia o de piedras calientes con un circuito de hidroterapia.

Tal vez se anime a tomar una meditación guiada. Si no, pueden pedir un tour guiado en la naturaleza.

3. Para aventados

Estas propuestas van dirigidas a aquellos papás que quieren romper esquemas y buscan llegar a las alturas. Vuelo en parapente, salto en paracaídas o convertirse en piloto por un día son las opciones.

Cuando remonten el vuelo, estas empresas garantizarán a sus clientes estrictos protocolos de seguridad sanitaria y distanciamiento social al reducir el número de visitantes en sus instalaciones. El equipo para cada usuario será desinfectado antes y después de su uso y el acercamiento con éste y su instructor contará con varias medidas que funcionarán como escudos para evitar contagios.

Alas del hombre es una empresa con muchos años de experiencia en Valle de Bravo. Son especialistas en vuelos tándem con instructor en parapente. Por la situación actual, están ofreciendo un bono de dos mil 400 pesos. Por cada bono que se compre se dará un descuento especial en paquete que incluye hotel, vuelo y cena, entre otras promociones. La promoción termina a finales de este mes (alas.com.mx).

¿Te atreverías a dar un salto en paracaídas a 17 mil pies de altura (más de cinco mil metros sobre el nivel del mar? En Tequesquitengo, Morelos, podrías animarte. En este salto tándem, el participante también irá acompañado de un instructor certificado (skydivemexico.mx).

También en Tequesquitengo, papá se convertirá en piloto por un día al sobrevolar en una avioneta. Primero tomará un curso teórico; después, operará un simulador y, por último, tendrá un vuelo en cabina, acompañado de un instructor. Será posible subir con un acompañante. Esta aventura forma parte de los certificados de regalo de Experimenta: ofrecen estancias en hoteles boutique, tratamientos de spa, experiencias gastronómicas y actividades fuera de lo común para regalar a quien elijas. La duración de esta actividad es de aproximadamente dos horas. experimenta.com.mx

4. Papás urbanos

Aman las ciudades y las experiencias locales. Les gusta el diseño, la arquitectura y la comodidad con un toquecito de glamour. Por eso, sugerimos un pequeño viaje por las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México donde se descubren nuevos y tradicionales rincones donde comer, beber o un museo donde quedarse un buen rato. Dormir una noche en esta zona de la Ciudad de México, entre edificios de arquitectura antigua, es una experiencia auténtica.

Una opción es entregarse a los brazos de Morfeo en el hotel boutique Umbral (hotelumbral.com), un pequeño alojamiento de lujo de recién estreno (antes de la pandemia) en el que predomina el diseño de interiores en un edificio construido en 1924, localizado en el número 69 de la Calle Venustiano Carranza.

Su estructura original se conserva impecable, con un aire contemporáneo. Su juego de luces y sombras brinda una atmósfera de misterio, relajación y calidez al mismo tiempo. Cada rincón es elegante: el vestíbulo, los pasillos, las habitaciones minimalistas y la terraza, ese gran espacio reconfortante en el que todos quieren pasar un buen rato para comer, beber y contemplar la ciudad. Cuenta con restaurante, bar, alberca, sillones y sillas de todo tipo y una gran vista a las calles de nuestro centro.

Si no decides dormir aquí, puedes adquirir un Day Pass para papá al 2 x 1 (válido en los próximos meses).

Durante este periodo de reactivación, pregunta por las diversas promociones que ofrecen. En cuanto a la seguridad sanitaria, Umbral pertenece a Curio, una marca de lujo de Hilton. Por eso, esta propiedad entra en el programa de higiene CleanStay, creado en colaboración con la Clínica Mayo y otras empresas para garantizar estrictos protocolos de limpieza para evitar contagios de Covid-19.

Museos imperdibles: Museo del Templo Mayor, Mumedi y el Museo de Memoria y Tolerancia.


5. Para los de de buen comer

Si tu papá es una de esas personas que organizan sus viajes en torno a la comida, San Miguel de Allende es de lo mejor.

Para dejarse guiar por los buenos sabores, elige un recorrido de San Miguel Food Tours (sanmiguelfoodtours.com). Esta empresa organiza experiencias temáticas: hay tours dedicados a los destilados mexicanos, los tacos o el chocolate, además de una caminata que combina las degustaciones con curiosidades sobre la arquitectura local.

Otro imperdible es Áperi, restaurante de autor donde se privilegia el uso de los ingredientes locales. Con reservación previa, en su Mesa del Chef te sirven un extenso menú degustación mientras el equipo del restaurante te cuenta los secretos de su gastronomía y el origen de los ingredientes que utiliza.

Si prefieres poner manos a la obra, reserva una clase de cocina en Airbnb. Hay experiencias breves para aprender a preparar mole, por ejemplo.

Para descansar de un día agitado, te sugerimos el hotel Belmond Casa de Sierra Nevada (belmond.com). Es un alojamiento de lujo, distribuido entre seis construcciones coloniales que han sido restauradas, como un exconvento del siglo XVI. Tiene un apacible jardín con alberca, además de un spa.