Viajes al exterior. Los insólitos archivos que adjuntan los pasajeros en sus declaraciones juradas

Alejandro Horvat
·3  min de lectura
Las autoridades detectaron facturas de celular o certificados de distintos trámites adjuntos en las declaraciones juradas de los pasajeros, en lugar de la prueba de PCR requerida
Santiago Filipuzzi

“Ya no se puede creer en los PCR que vengan de afuera. Esto pasa en Europa también. Se venden los PCR para viajar”, dijo Daniel Gollan, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires. La frase apuntó a la llegada de estudiantes argentinos con coronavirus desde Cancún, que habían subido al avión con un PCR negativo. Por eso, se abrió una investigación para determinar si esas pruebas eran falsas. Aunque, además de la posible falsificación de esos documentos, las autoridades también se encontraron con todo tipo de archivos en las declaraciones juradas requeridas para ingresar al país, que nada tenían que ver con la carga del resultado del laboratorio.

Vacunas en “cuarentena”. Las congelaron creyendo que eran rusas y no servirían más

Cada pasajero que ingresa a la Argentina deberá presentar una prueba de PCR negativa realizada dentro de las 72 horas previas al viaje. El resultado deberá adjuntarse de manera digital a la declaración jurada online. Es en esos archivos que las autoridades detectaron todo tipo de incongruencias. La Dirección Nacional de Migraciones se topó con exámenes PCR que llevaban el nombre de otro pasajero, pruebas vencidas, o certificados médicos. También hallaron certificados de trámites, facturas de telefonía celular, el menú de un restaurante e incluso una guía de usos del espacio público del gobierno de la Ciudad.

Denuncia

“En enero se hizo una denuncia que lleva el juez federal Sebastián Casanello a raíz de una auditoria que hizo la Dirección Nacional de Migraciones, luego de detectar inconsistencias en los PCR de los pasajeros”, señalaron fuentes del gobierno nacional.

Ayer, esa denuncia por falsificación de documentos públicos se amplió a raíz de lo sucedido con los egresados que regresaron de México. Fuentes oficiales detallaron a LA NACION que el Gobierno cree que hay un sistema de testeos irregulares en Cancún, México. Aunque, como dijo Gollan, también sucede con pasajeros que vienen de otros países.

Crueldad animal. La Justicia investiga la extracción de sangre a yeguas preñadas

“Tomamos 10 casos como muestra en donde había irregularidades en las declaraciones juradas. Es decir, en la instancia en la que el pasajero carga el resultado del PCR en el documento y sanidad controla. Por otro lado, la madre de uno de los egresados que viajó a México nos señalaba que a los estudiantes les hicieron un test, pero que detrás no había un laboratorio autorizado para tomar y analizar las muestras. Sanidad de fronteras pidió a la Cancillería que intervenga para investigar esta situación”, dijo Florencia Carignano, directora nacional de Migraciones.

Por su parte, Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, detalló que podría haber una posible connivencia entre los laboratorios y los operadores turísticos que los contratan, y que eso será materia de investigación.

“En el vuelo que aterrizó el sábado con estudiantes que venían desde Cancún, de 216 pasajeros 44 estaban infectados, cuando por lo general por la ventana de tiempo que hay entre el PCR y que el avión aterriza, la positividad de un avión suele ser menor al 1 por ciento. Por eso llama la atención. Se pidió que se investigue la validación de esos laboratorios”, indicó Medina.

Mientras la Justicia investiga, el Ministerio de Salud de la Nación endurecerá las medidas para controlar el aislamiento de los que lleguen del exterior y podrían disponer de las fuerzas federales para visitar los domicilios de los pasajeros. Desde el Gobierno también evalúan la posibilidad de suspender los viajes de egresados al exterior e intentan desalentar cualquier viaje que no sea por motivos esenciales.

“Los viajes de egresados implican más riesgo. Esos viajes hacen que muchos jóvenes se agrupen, vayan a discotecas y muchos de los que están volviendo, regresan contagiados. Es más fácil de controlar, si se prohíben los vuelos al exterior, es más complejo. En cambio, de este modo se regula una sola actividad. En ese sentido, es más sencillo de llevar a cabo”, expresaron desde el Gobierno.