Los viajeros estadounidenses ajustan sus planes de vacaciones a las restricciones por ómicron

·3  min de lectura
Holiday season at LAX airport

Por Maria Caspani

NUEVA YORK, 24 dic (Reuters) - Millones de estadounidenses seguían adelante con sus planes de viaje durante una segunda temporada de vacaciones marcada por la pandemia, a pesar de la creciente ola de infecciones por COVID-19 impulsada por la variante ómicron, aunque muchos se han visto obligados a reducir sus ambiciones.

Moisés Jiménez, un contable de Long Beach, Mississippi, ha mantenido su viaje a Nueva York con su mujer y sus tres hijos, a pesar de que el último aluvión de casos de coronavirus ha echado por tierra sus esperanzas de asistir a una representación de "Hamilton" o visitar algunos museos.

"Hamilton" ha sido uno de los doce espectáculos de Broadway que se han visto obligados a cancelar sus funciones esta semana porque miembros del reparto y del equipo han dado positivo en la prueba del COVID-19. Los museos fueron tachados del itinerario de la familia porque muchos de ellos exigen ahora una prueba de vacunación y los dos niños más pequeños no pueden vacunarse.

En lugar de eso, Jiménez, de 33 años, dijo que su familia aprovechará para recorrer las calles y los parques de la ciudad, además de visitar a sus parientes y amigos en la zona. El día de Navidad, planean disfrutar de una comida casera, una tradición familiar, en su alojamiento de Airbnb en la ciudad.

"Sólo queríamos salir de casa, de verdad, y llevar a los niños a la ciudad por Navidad", dijo Jiménez a Reuters el jueves en el aeropuerto LaGuardia de Nueva York.

Los contagios de COVID-19 se han disparado en Estados Unidos en los últimos días debido a la variante ómicron, que se detectó por primera vez en noviembre y ahora supone casi tres cuartas partes de los casos en Estados Unidos y hasta el 90% en algunas zonas, como la costa este.

La media de nuevas infecciones por COVID ha aumentado un 37%, hasta 165.000 al día, durante la última semana, según un recuento de Reuters.

VIAJES Y AUMENTO DE LAS INFECCIONES

Los totales diarios de muertes y hospitalizaciones, que se consideran como indicadores desfasados, apenas han variado en todo el país durante los últimos siete días, pero han aumentado un 55% y un 28%, respectivamente, en el transcurso de diciembre.

Al menos seis estados —Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York y Ohio— batieron esta semana el récord de casos nuevos en un día, según el recuento de Reuters.

Anticipándose a una avalancha aún mayor de casos que requieran atención médica, los Centros de Control de Enfermedades recortaron a última hora del jueves su período de cuarentena recomendado para los trabajadores sanitarios positivos al COVID que sean asintomáticos en siete días, en lugar de diez.

Las autoridades sanitarias de EEUU han dicho que las personas que están totalmente vacunadas deberían sentirse cómodas para viajar en vacaciones y reunirse con sus familias. Advirtieron que quienes no están vacunados corren un mayor riesgo de enfermar gravemente o morir a causa del virus.

La rápida propagación de ómicron también frenará, por segundo año consecutivo, la emblemática celebración de Nochevieja en Nueva York. El alcalde Bill de Blasio dijo que la asistencia a la caída de la bola de medianoche en Times Square se limitará a 15.000 personas, aproximadamente una cuarta parte del tamaño habitual antes de la pandemia.

(Información de Maria Caspani en Nueva York; información adicional de Jonathan Allen en Nueva York; redacción de Steve Gorman; edición de Gerry Doyle; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.