Viajeros se apresuran para aprovechar reapetura de China

CORONAVIRUS-CHINA (AP)
CORONAVIRUS-CHINA (AP)

Después de casi tres años, China está retirando sus restricciones fronterizas impuestas por la pandemia de coronavirus, lo que permite a decenas de miles de viajeros ingresar a la nación asiática pese al riesgo de nuevas infecciones.

Tal es el caso de Cheung Seng-bun, quien vive en Hong Kong, y se aseguró de estar entre los primeros de la fila tras la reapertura el domingo de los cruces fronterizos para viajar a China continental a ver a su esposa después de años.

La posibilidad de los residentes de la ciudad semi-autónoma china puedan cruzar es una de las señales más visibles de que Beijing está retirando las restricciones fronterizas impuestas hace casi tres años por la pandemia de coronavirus. Los viajeros que llegan del extranjero ya no deben pasar por cuarentenas prolongadas y costosas.

Esto sucede a pesar de que el COVID-19 sigue propagándose por China debido a la falta de transparencia por parte de Beijing, según los críticos.

“Me estoy apurando para volver con ella”, comentó Cheung a The Associated Press mientras sostenía una maleta pesada y se preparaba para cruzar en la estación Lok Ma Chau, que ya se estaba llenando de viajeros ansiosos.

Sin embargo, aquellos que quieran cruzar de Hong Kong al territorio continental todavía deben mostrar una prueba negativa de COVID-19 tomada en las 48 horas previas, una medida que China ha criticado porque la impusieron otras naciones a viajeros provenientes del país asiático.

Hong Kong se ha visto muy afectada por el virus, y sus puestos de control terrestres y marítimos con el territorio continental chino llevan cerrados casi tres años. Pese al riesgo de nuevas infecciones, se tiene previsto que la reapertura, la cual permitirá que decenas de miles de personas que han hecho reservas previas por internet crucen a diario, suponga un impulso muy necesario al sector turístico y al minorista de Hong Kong.

______

Alice Fung y Karmen Li en Hong Kong, Frank Jordans en Berlín, Olivia Zhang, Wayne Zhang y Henry Hou en Beijing contribuyeron a este despacho.