El viaje de Macron a Ucrania desplaza la campaña de las elecciones francesas

·4  min de lectura

París, 16 jun (EFE).- El viaje del presidente francés, Emmanuel Macron, a Ucrania, junto a los jefes de Gobierno de Italia, Mario Draghi, y Alemania, Olaf Schölz, desplazó hoy el centro de atención de la campaña para las legislativas francesas del próximo día 19, con acusaciones de la oposición al jefe del Estado de querer capitalizar esa imagen internacional con fines electorales.

Macron se convirtió en el gran protagonista del día en los medios de comunicación franceses, que dedicaron el grueso de su tiempo y de su espacio a ese viaje, e hicieron pasar a un segundo o tercer plano otros debates o polémicas electorales.

En la práctica, la polémica que destacó entre todas las demás fue la supuesta intencionalidad electoral de este desplazamiento a solo tres días de la segunda vuelta de las legislativas, en las que lo que está en juego es si Macron volverá a tener una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional que le permita sacar adelante su programa en el Parlamento sin tener que pactar con otras fuerzas.

"Emmanuel Macron se sirve de esta situación, en cierta medida como jefe de guerra, para intentar tener una influencia en las elecciones legislativas", se quejó la líder de la ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, en la emisora France Inter.

La líder de la extrema derecha, cuya ambición de ser la jefa de la oposición tras haber disputado el Elíseo a Macron en las presidenciales que perdió en abril se han debilitado por el tirón de la nueva coalición de izquierdas que encabeza Jean-Luc Mélenchon, trató sobre todo de movilizar a sus electores para que no se abstengan.

LE PEN NO QUIERE QUE SE ROMPA CON RUSIA

Le Pen quiso dejar clara su posición de que no hay que romper todos los puentes con Rusia al puntualizar que resulta "perfectamente legítimo" que el presidente francés vaya a Kiev, pero también que continúe el diálogo con su colega ruso, Vladímir Putin.

Mélenchon, el gran vencedor simbólico de la primera vuelta de las legislativas el pasado domingo, optó por un tono aparentemente conciliador con Macron al referirse al viaje a Kiev, que tenía oficialmente como principal objetivo manifestar el apoyo de los europeos al presidente ucraniano,. Volodímir Zelenski, y apoyar que Ucrania alcance el estatuto de país candidato al ingreso a la Unión Europea.

Pero Mélenchon, que habló en una entrevista a la radio pública France Bleu, no se ahorró ataques contra Macron.

"Uno se puede preguntar sobre el sentido de este viaje. Pero como está en el extranjero y una zona de guerra, propongo que se eviten las polémicas: No es el momento. Cuando vuelva, ya nos explicará. (...) Ya veremos qué da de sí este viaje", manifestó.

MÉLENCHON QUIERE VER LOS RESULTADOS DEL VIAJE

Una forma de dar a entender que a partir de este viernes tiene intención de pedir que rinda cuentas, sobre todo tras recordar que otros presidentes franceses cuando en el pasado habían ido a zonas de conflicto, eso sirvió para crear pasillos humanitarios, en el caso de François Mitterrand en Bosnia, o cuando Nicolás Sarkozy obtuvo de Rusia un acuerdo de paz, en la guerra de Georgia de 2008.

Uno de los más próximos lugartenientes de Macron, su secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, salió en defensa de este viaje a Ucrania e insistió en desvincularlo de la campaña electoral en una entrevista a la radio France Info.

Por una parte Beaune -que se juega un escaño de diputado en París contra un contrincante de la coalición de izquierdas- insistió en que el presidente "no es candidato en las legislativas", y además en que hasta finales de mes tiene una responsabilidad de liderazgo diplomático particular porque Francia ejerce la presidencia de turno la UE.

La campaña electoral termina oficialmente mañana, viernesv y con ella la posibilidad de publicar sondeos, y hasta ahora todos prevén sin ninguna duda que el bloque macronista será, con mucha diferencia, el primero de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, la hipótesis de que obtenga mayoría absoluta (al menos 289 de los 577 escaño que tiene la cámara de diputados), no es la más probable, según las proyecciones de los institutos demoscópicos.

Ángel Calvo

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.