Viaducto Mitre: un empresario coreano construirá comercios en el espacio bajo las vías

Mauricio Giambartolomei

Los cuatro kilómetros de superficie generados por la elevación de las vías del tren Mitre después de la inauguración del viaducto ya tienen un proyecto definido y un concesionario al que se adjudicará la explotación de las tierras por 30 años. Locales comerciales, de servicios y esparcimiento; espacios verdes con flora autóctona; postas aeróbicas; estaciones de carga energías solar y eólica, y muros verdes forman parte de la propuesta ganadora.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) aprobó la oferta de $1140 millones que ofreció el empresario surcoreano Sang Hak Choe que conformará una Unidad Transitoria de Empresas (UTE) con otros desarrolladores. La propuesta Via Viva, que compitió con otras tres candidatas, se diseño junto al estudio BMA Arquitectos.

Diferentes entidades de vecinos de Palermo, Belgrano y Núñez denunciaron irregularidades en el procedimiento y en la selección del adjudicatario del proyecto. A tal punto que, adelantaron, presentarán denuncias penales contra funcionarios de la AABE y del gobierno de la ciudad y de la Nación. Además, interpondrán recursos de amparo para intentar frenar el desarrollo inmobiliario.

El canon establecido, de acuerdo a la oferta ganadora, es de $1140 millones aunque el concesionario tendrá un período de gracia de cinco años en los que no deberá pagarlo. Recién tendrá la obligación de hacerlo al sexto año por lo que se tratará de un monto mensual aproximado de $3.800.000 millones.

Desde AABE aclararon que en el contrato se incorporará la figura del canon contingente, una forma de actualizar el monto en forma automática. Al finalizar el año calendario la UTE que conformará Choe deberá presentar el total de facturación y si el 8% de la cifra supera el canon establecido, el concesionario deberá pagar la diferencia.

La superficie total de intervención es de 53.500 metros cuadrados de los que el 50% será de uso público y el otro 50% incluirá propuestas comerciales, gastronómicas y de entretenimiento. En ese sector estará el desarrollo propuesto por Choe que, según AABE, se comprometió a realizar una inversión de 50 millones de dólares en los primeros 30 meses del contrato.

Las tierras seguirán perteneciendo al Estado nacional y el privado podrá explotarla hasta que finalice el contrato. En las próximas semanas se firmaría el contrato entre AABE y la UTE que recién podrá tomar intervención del espacio cuando reciba la habilitación del gobierno porteño. Las partes buscan empezar los trabajos el mes próximo.

En el proceso hubo cuatro empresas interesadas, tres de las que se formaron para participar del concurso para intervenir la traza entre las avenidas Dorrego y Congreso, de Palermo a Núñez. Las otras firmas fueron Viaducto Policultural SA, Dorrego-CMA y Fogsa SA. Para las agrupaciones de vecinos hubo irregularidades en la adjudicación a Choe y, por eso, se presentarán en la justicia en las próximas semanas.

Para la licitación, el corredor se dividió en tres tramos: Barrio Chino (10.508 m2 entre Congreso y Juramento), donde un 50% del espacio será destinado a actividades culturales y de esparcimiento y la otra mitad, a locales comerciales y de gastronomía; sector Clubes, donde se prevé un área de recreación y actividades aeróbicas de 4000 m2; y zona Hipódromo, que contempla oficinas, locales gastronómicos, espacios de servicios y estacionamiento.

Todo el espacio fue adjudicado a Choe y la UTE que conformará para esta ocasión. El empresario surcoreano se reparte entre los negocios de la industria textil y también los desarrollos inmobiliarios. De hecho, fue el impulsor del edificio Grand View, una torre ubicada en la intersección de avenida Rivadavia y Azcuénaga en el barrio de Balvanera. El proyecto demandó una inversión de 300 millones de pesos, cuenta con 26 pisos y un hotel de cuatro estrellas con 134 habitaciones.

En el proyecto para desarrollar los bajo viaductos trabajaron el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, el área de Participación Ciudadana, el Ministerio de Transporte de la Nación y la AABE desde donde remarcaron que los locales de esparcimiento no podrán ser boliches.