Vettel busca borrón y cuenta en Singapur

Por JEROME PUGMIRE
ARCHIVO - En esta foto del 30 de agosto de 2018, Sebastian Vettel (izquierda) de Ferrari junto a su compañero Kimi Raikkonen durante una rueda de prensa en Monza, Italia. (AP Foto/Luca Bruno)

SINGAPUR (AP) — Apremiado por la necesidad de recortar puntos, Sebastian Vettel regresa al Gran Premio de Singapur, la carrera nocturna en la que sus pretensiones de ganar el campeonato de la Fórmula Uno empezaron a desvanecerse el año pasado.

Vettel tenía al alcance recuperar el liderato general, en manos de Lewis Hamilton, al rodar en el circuito callejero de Marina Bay el año pasado. Pero el alemán causó un choque múltiple al largar desde la pole y quedó fuera de la carrera. Hamilton evitó el caos de la primera vuelta y, pese a partir desde el quinto lugar, se llevó la victoria.

El desastre en Singapur frenó el impulso de Vettel. Hamilton procedió a ganar dos de las siguientes tres carreras, proclamándose campeón por 48 puntos.

Podría ser deja vu para el piloto de Ferrari al encontrarse 30 puntos detrás de Hamilton de cara a la carrera del domingo. Hamilton viene de ganar tres de las últimas cuatro carreras, superando a Vettel con un puntaje de Vettel 93-55 durante ese lapso.

Pero Vettel confía en que podrá revertir la situación y para ello precisa mantener su aplomo.

"Yo soy mi máximo enemigo. Tenemos un tremendo coche”, dijo Vettel el jueves. “(Hamilton) me saca ventaja ahora, es el rival a vencer, pero tenemos oportunidades. Necesitamos hacer las cosas bien y, si lo hacemos, vamos a tener una buena oportunidad de acabar con un excelente resultado”.

El agobiante calor y la humedad hacen más exigente competir en el sinuoso circuito urbano de Singapur, inclusive de noche.

“Creo que es la carrera más dura del año tanto mental como físicamente”, señaló Vettel. “Hay que estar preparado al máximo”.

Deberá estarlo el domingo, dada la montaña de puntos que ha dejado escapar esta temporada.

Al tomar en cuenta que Hamilton ha ganado seis carreras contra las cinco de Vettel, el margen entre ambos debería ser más reñido. Pero, al igual que en 2017, Vettel ha dilapidado puntos y su temperamento ha vuelto a ser cuestionado.

Su mala racha arrancó cuando, al ir marcando el paso se estrelló bajo la lluvia en el Gran Premio de Alemania en julio. Acto seguido, nuevamente con la lluvia complicándole, malogró su clasificación previo a Hungría, pese a que era más rápido que el Mercedes de Hamilton.

"Lo peor fue lo de Alemania”, reconoció Vettel. “Pero no tiene sentido volver a hablar sobre esa carrera”.

Aunque venció a Hamilton en Bélgica, luego que Hamilton obtuvo la pole, Vettel y Ferrari se toparon con sus problemas de siempre en Italia.

Ferrari aseguró el 1-2 en la largada, con Hamilton tercero. Pero Vettel se enojó con su equipo porque Kimi Raikkonen obtuvo la pole en Monza. Raikkonen no quiso ceder terreno a Vettel, pese a que su compañero es el que mejores opciones tiene para el título.

Al no poder rebasar, Vettel se vio involucrado en un duelo con Hamilton cuando el británico quiso desplazarle y se salió de la pista. Vettel pudo repuntar para ubicarse cuarto, pero Hamilton ganó para incrementar su margen en un circuito en el que Ferrari debió haber reflotado a Vettel en el campeonato.

El orden jerárquico en Ferrari nunca ha quedado bien definido. La escudería italiana decidió cambiar planes para el año próximo al confirmar que Raikkonen no seguirá con ellos la próxima temporada y ascendieron a Charles Leclerc, un prometedor francés de 20 años que llega procedente de Sauber.

Raikkonen, con seis podios en las últimas siete carreras, volverá a Sauber el año entrante. Ese fue el equipo donde el finlandés de 38 años emprendió su trayectoria en la F1 en 2001 y un claro paso atrás en cuanto a prestigio.