Jefe de la Policía: agente sospechoso de asesinar a ex esposa "mancilló" la Uniformada

San Juan, 30 sep (EFE).- El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, dijo este sábado que Néstor Rodríguez Sotomayor, el agente sospechoso de asesinar a balazos a su ex esposa en un restaurante en Adjuntas, "mancilló" el nombre de la Uniformada.

"Expreso mi profundo pesar y consternación por el trágico incidente que cobró la vida de una mujer a manos de un agente de la Policía. Este será procesado, como cualquier otro imputado de delito, con todo el peso de la ley y sin privilegio alguno", afirmó López en un comunicado.

"Aquel que una vez juró proteger vidas, claudicó, mancillando el nombre de la Policía de Puerto Rico", resaltó.

De acuerdo con las autoridades, Rodríguez Sotomar, con unos 30 años de servicio, presuntamente en la noche del viernes asesinó a balazos a su ex pareja, identificada como Erika de Jesús Rodríguez, de 47 años, en el Restaurante La Terraza by The River Cantina frente a los comensales, incluyendo su hija de 14 años.

"Reconocemos plenamente el impacto devastador que este suceso tiene en la familia de la víctima y en la comunidad. Ponemos a disposición de estos nuestros recursos de capellanía, psicología y trabajo social, entre otros", indicó López.

"Sabemos que no hay palabras que puedan aliviar el sufrimiento que están experimentando. Nuestras oraciones están con ellos en este momento extremadamente difícil", agregó.

El policía fue detenido y llevado a una celda en la Comandancia del Área de Utuado, mientras agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) y fiscales de ese distrito investigan.

"Nos estamos enfocando en levantar expediente y corroborar información. Esperamos lo antes posible tener todo este andamiaje para consultar el caso con la fiscalía y, en su momento, radicar cargos", dijo Lionel Romero, director del CIC de Utuado, al diario "El Nuevo Día".

Con este asesinato se elevan a 14 los feminicidios ocurridos en Puerto Rico en lo que va de año, según las estadísticas oficiales de la Policía.

(c) Agencia EFE