Por qué el vestido de la venganza de la princesa Diana sigue siendo tan icónico (y la historia detrás de él)

·3  min de lectura
(Shutterstock)

A medida que avanza el rodaje de la quinta temporada de la serie de Netflix The Crown, la actriz Elizabeth Debicki ha recreado uno de los momentos más icónicos de la princesa Diana ante la opinión pública.

Durante el fin de semana, Debicki fue noticia después de que unas fotografías en el plató la mostraran con el infame "vestido de la venganza" que Diana llevó a la fiesta de verano de la Serpentine Gallery en Londres en 1994.

El vestido de gasa sin hombros fue creado por la diseñadora griega Christina Stambolian.

Tenía un pronunciado escote corazón y una larga cola negra. Lo completó con unos tacones de seda de Manolo Blahnik, medias negras transparentes y un collar de gargantilla.

El conjunto fue bautizado posteriormente como el "vestido de la venganza" porque Diana lo llevó la misma noche en que el príncipe Carlos confesó públicamente su romance con Camilla Parker-Bowles en el documental Charles: The Private Man, The Public Role.

Diana había planeado originalmente llevar un vestido de un nuevo diseñador para el evento, pero cambió de opinión cuando la marca publicó un comunicado anunciando que la vestiría.

En su lugar, optó por el vestido de Christina Stambolian, que poseía desde 1991 tras comprarlo en un viaje de compras con su hermano.

Stambolian ha dicho anteriormente que Diana había querido llevar el vestido durante un tiempo pero que lo había considerado demasiado arriesgado.

"[La princesa] eligió no hacer la escena como Odette, inocente de blanco", declaró. "Estaba claramente enfadada. La interpretó como Odile, de negro. Llevaba esmalte de uñas rojo brillante, algo que nunca le habíamos visto hacer. Decía: 'Vamos a ser malvados esta noche'".

Diana con el vestido de Christina Stamboulian. (Photo by Martin Keene - PA Images/PA Images via Getty Images)
Diana con el vestido de Christina Stamboulian. (Photo by Martin Keene - PA Images/PA Images via Getty Images)

La difunta editora de Vogue Anna Harvey, que trabajó como estilista de Diana durante muchos años, declaró a la publicación: "Ella quería lucir de maravilla - y lo hizo".

Según Tina Brown, Diana había rechazado inicialmente la invitación a la fiesta de esa noche,

"Había rechazado la invitación hasta dos días antes del evento, hasta que la noticia de la cita del adulterio comenzó a filtrarse en las promociones para la emisión", escribió Brown en The Diana Chronicles.

"Fue entonces cuando uno de los organizadores de la gala, un viejo amigo de la familia de Diana, recibió una llamada telefónica sorpresa: Ella expresó que quería venir después de todo. Le pregunté: ‘¿Qué pretendes?’. Y ella respondió: 'Ya verás'".

Al día siguiente, la elección de moda de Diana dominó las portadas, usurpando la cobertura del documental de su marido separado y sumergiéndola de nuevo en el centro de atención.

Para Diana, ese vestido tenía un enorme propósito simbólico, que aún hoy resuena.                                  

"Simplemente quería estar estupenda y tenía un cuerpo increíble para lucirlo con un gran vestido, eso era todo", dijo Mary Greenwell, amiga y maquilladora de Diana, a The Telegraph.

La cultura popular, y en particular las redes sociales, han hecho mucho hincapié en el look de venganza de Diana.

La cuenta de Instagram @ladydirevengelooks fue creada en 2018 por la escritora de moda Eloise Morgan luego de pasar por una ruptura propia.

Hoy en día, la cuenta tiene más de 118.000 seguidores y se dedica a documentar todos los looks de Diana tras la venganza.

La quinta temporada de The Crown continuará siguiendo la relación y posterior divorcio del Príncipe Charles y Diana y está previsto que se estrene en noviembre de 2022.             

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: ¿A qué famosa caída recuerda el póster del biopic sobre Lady Di?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.