"Very Nice": Kazajstán aprovecha la nueva película de Borat para atraer a los turistas

LA NACION
·2  min de lectura

NUR-SULTÁN.- Kazajstán, que había prohibido la primera película "Borat" del actor británico Sasha Baron Cohen, terminó tomando prestado el eslogan principal del humorista, "Very nice!" (Muy agradable), en una campaña publicitaria para el turismo en Kazajstán.

Borat, el periodista kazajo racista y grosero, personificado por el humorista británico Sacha Baron Cohen en una primera película en 2006, estreno una segunda parte el 23 de octubre.

La caricatura que la primera película hizo de Kazajstán y de sus habitantes provocó la ira de las autoridades, que la prohibieron.

Coronavirus: violentos estallidos en toda Italia contra los nuevos cierres

Esta vez, Kazajstán decidió aprovechar el "ruido" generado por la segunda película lanzando esta semana una campaña para el turismo que retoma el "Very nice!" lanzado por Borat, incorporándolo en clips que muestran el país en su mejor aspecto.

"Había que encontrar una manera de sacar partido de toda esta publicidad", dijo a la AFP Dennis Keen, un estadounidense que vive en Kazajstán desde hace años y que tuvo la idea de esta campaña.

En estos clips, vemos turistas descubriendo la belleza de la naturaleza, una ciudad moderna, una gastronomía deliciosa y un pueblo acogedor exclamando "Very nice!".

"El eslogan de Borat es tan adaptable, fuimos a ver a Kazajistán Turismo (las autoridades de turismo) con un amigo. Se mostraron entusiastas y todo fue muy rápido", explicó Keen, que organiza visitas guiadas de la ciudad más grande del país, Almaty, y participó en este proyecto de forma voluntaria.

Si bien muchos usuarios de internet kazajos han elogiado esta iniciativa, la segunda película también reavivó la ira de algunos.

Polémica en puerta: las cosas que podrían salir mal en el recuento de votos en EE.UU.

En un video titulado "Las madres quieren castigar a Borat por ultrajar a la nación kazaja", publicado en YouTube el sábado y publicado nuevamente por el periódico ruso Novaya Gazeta, se ve a un grupo de mujeres con máscaras que queman una efigie de cartón del humorista.

Agencia AFP