Al verlo tirado en el suelo, “pensé que estaba muerto”, dice paramédico en juicio de Dereck Chauvin

Josh Marcus
·3  min de lectura
<p>Una multitud de transeúntes, incluida Genevieve Hansen, una bombero de Minneapolis fuera de servicio, suplicó a los oficiales que revisaran el pulso de Floyd y le ofrecieran primeros auxilios.</p> (ASSOCIATED PRESS)

Una multitud de transeúntes, incluida Genevieve Hansen, una bombero de Minneapolis fuera de servicio, suplicó a los oficiales que revisaran el pulso de Floyd y le ofrecieran primeros auxilios.

(ASSOCIATED PRESS)

Un paramédico que llegó al lugar del arresto de George Floyd testificó en un tribunal de Minneapolis el jueves que el hombre ya parecía muerto una vez que apareció la ambulancia.

"En términos sencillos, pensé que estaba muerto", dijo el paramédico del condado de Hennepin Derek Smith al jurado.

Los agentes de la policía tienen el deber legal de cuidar a los sospechosos bajo su custodia, por lo que los detalles exactos del tratamiento médico de George Floyd son una consideración importante en el juicio del exoficial Derek Chauvin.

Chauvin enfrenta dos cargos de asesinato después de arrodillarse en el cuello de George Floyd, un hombre negro desarmado, durante más de nueve minutos durante un arresto el año pasado por portar un billete de $20 falso.

Al llegar a la intersección de Minneapolis, donde tres oficiales estaban sujetando a Floyd contra el suelo, Smith dijo que fue a revisar los signos vitales del hombre y añadió que no había visto pruebas de que los agentes le hubieran brindado atención médica.

“Cuando llegué al lugar de los hechos, no se le brindaba ningún servicio médico al paciente”, dijo.

Mientras los agentes continuaban presionando sus rodillas contra el cuello, la espalda y las piernas de Floyd, Smith dijo que sentía que el detenido no tenía pulso y que sus pupilas eran "grandes" y "dilatadas".

Leer más: Testigo adolescente dice en juicio por asesinato que Derek Chauvin levantó su macana hacia ella mientras sometía a George Floyd

Elogió a los agentes por ser "muy útiles" para subir a la ambulancia y describió cómo pidió ayuda a uno de los agentes que lo acompañó al interior para aplicarle compresiones en el pecho.

Pero Smith también comentó que algunos de los tratamientos que finalmente ordenó para George Floyd podrían haber sido realizados por alguien sin su formación especializada como paramédico.

“Cualquier lego podría hacer compresiones torácicas”, testificó. "No hay ninguna razón por la que Minneapolis no pueda iniciar las compresiones torácicas".

La evidencia médica ha sido un tema central del juicio hasta ahora.

Ninguno de los cuatro oficiales en la escena intentó darle reanimación cardiopulmonar al detenido una vez que perdió el conocimiento, según muestran los videos, ni Chauvin quitó las rodillas del cuello de Floyd.

Una multitud de transeúntes, incluida Genevieve Hansen, una bombero de Minneapolis fuera de servicio, suplicó a los oficiales que revisaran el pulso de Floyd y le ofrecieran primeros auxilios. Ella le dijo a la corte el martes que estaba "desesperada" por ayudar pero "los oficiales no me dejaron entrar en la escena".

“Hubo un hombre que estaba siendo asesinado, y si hubiera tenido acceso a una llamada similar, habría podido brindar atención médica lo mejor que pude y a este humano se le negó ese derecho”, dijo Hansen al jurado.

A principios de esta semana, los fiscales dijeron que Chauvin tomó su maza cuando Hansen se acercó para tratar de ofrecer primeros auxilios a Floyd.

"Quería controlar su pulso, controlar el bienestar del señor Floyd", dijo el lunes el fiscal Jerry Blackwell en sus argumentos iniciales. “Ella hizo todo lo posible por intervenir. Cuando se acercó a Chauvin, él tomó su mazo y la apuntó en su dirección. Ella no pudo ayudar".

Los oficiales de policía permanecieron encima del inconsciente Floyd mientras los paramédicos revisaban sus signos vitales, y sólo se apartaron de él una vez que los paramédicos pasaron sobre una camilla.

Además de brindar información sobre cómo y cuándo Floyd recibió atención médica, el testimonio más temprano en el día del jueves detalló sus luchas con la adicción a los opioides. Los abogados de Chauvin han argumentado que las drogas en el sistema de Floyd, en lugar de la rodilla en su cuello, causaron finalmente su muerte.

“Floyd y yo sufrimos adicción a los opioides”, dijo Courteney Ross, exnovia de Floyd. “Ambos sufrimos de dolor crónico. El mío estaba en mi cuello y el suyo en su espalda. Ambos teníamos recetas. Después de surtir recetas, nos volvimos adictos y nos esforzamos mucho para romper esa adicción muchas veces".

Relacionados

Veterano oficial de Minneapolis, Richard Zimmerman, dice que arrodillarse sobre el cuello de Floyd fue “totalmente innecesario”

Derek Chauvin dijo a sus jefes que George Floyd se estaba “volviendo loco” durante el arresto

Revisión policial dice que Derek Chauvin pudo haber “dejado de someter” a George Floyd cuando este dejó de resistirse