Verificentros exigen retomar actividades ante Covid-19 en Edomex

·2  min de lectura

TLALNEPANTLA, Méx., enero 20 (EL UNIVERSAL).- "¡Necesitamos trabajar!", "¡Si no morimos por el virus, moriremos de hambre!", claman más de 300 trabajadores de verificentros del Estado de México, quienes mantienen un bloqueo en el cruce de las avenidas Gustavo Baz y Mario Colín, frente a las oficinas de la Secretaría de Medio Ambiente mexiquense.

Los 126 verificentros del Estado de México, "hemos permanecido cerrados cuatro meses del primer semáforo rojo en 2020 y el último mes, casi medio año sin ingresos", afirmó con desesperación Juan Pablo Pérez Pereira de la Asociación de Verificentros de esta entidad.

"Nos pega este cierre, porque verificentros de la Ciudad de México, Morelos e Hidalgo están trabajando, ¿por qué nosotros no?", cuestionan y gritan frente a la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México, donde mantienen un bloque que sólo retiran cada media hora por cinco minutos.

"Nosotros dependemos de nuestro trabajo. Llevamos 4 meses de la primera pandemia y un mes de este semáforo rojo, casi medio año parados. Mucha gente sin percibir una quincena. El gobierno te cobra impuestos luz, agua, prediales y no perdona, además de seguros. Nosotros no tenemos ni un subsidio por parte de ellos", reiteró el dirigente.

En total son más de 2 mil 500 trabajadores afectados de los 126 verificentros del Estado de México, los que no tienen ingresos, afirmó Juan Pablo Pérez, quien afirmó que los atendieron empleados que no tienen facultades para determinar la apertura, por lo que permanecerán en el sitio, hasta ser escuchados, por el gobernador Alfredo del Mazo Maza.

"Nosotros cumplimos con un estándares de calidad, higiene y distancia, como no tienen idea. Los verificentros mexiquenses son espacios abiertos la mayoría. Nos controlamos con citas al 30%. Nuestro parque vehicular por día apenas son 70 carros, cuando antes de la pandemia recibíamos más de 300 vehículos al día", aseveró.

Las pérdidas que enfrenta este sector "nos están llevando a la quiebra. Nos hicieron comprar hologramas y no nos dejan venderlos, realmente es puro, para allá y nada para que los verificentros salgan adelante”. “¡Piso parejo para todos!", ratificó el dirigente.