Los verdes denuncian un proyecto de fertilización del mar en Canadá

Don Mackinnon
Elizabeth May, dirigente y única diputada del Partido Verde canadiense, el 30 de marzo de 2011 en una rueda de prensa en Vancouver. May denunció el jueves un proyecto de fertilización del mar con hierro vertido en el Pacífico con el acuerdo pasivo, dijo, del gobierno de Ottawa. (AFP/Archivo | Don Mackinnon)

La dirigente y única diputada del Partido Verde canadiense, Elizabeth May, denunció el jueves un proyecto de fertilización del mar con hierro vertido en el Pacífico con el acuerdo pasivo, dijo, del gobierno de Ottawa.

La legisladora sustentó su denuncia en unas informaciones de prensa, incluidas algunas publicadas en el diario británico The Guardian, según las cuales un empresario estadounidense, Russ George, dirige un experimento de geoingeniería que consiste en esparcir unas 100 toneladas de sulfato de hierro cerca de las costas de la provincia de Columbia Británica (oeste).

El objetivo es generar una rápida proliferación de plancton en un área de unos 10.000 km2. El plancton debería absorber dióxido de carbono (CO2) y luego ir al fondo del mar

"Este tipo de experimento es muy arriesgado. Los científicos advierten de que puede destruir los ecosistemas marinos, crear mareas tóxicas, acelerar la acidificación del agua y el calentamiento global", dijo en un comunicado.

"Parece que el gobierno canadiense ha estado al tanto del proyecto y ha dejado que siga adelante", acusó la diputada.

El ministerio de Medio Ambiente señaló que el asunto se investiga desde el 30 de agosto, tras haberse recibido informaciones de "un posible incidente".

Sin entrar en detalles "porque la investigación está en curso", el portavoz del ministerio, Adam Sweet, explicó que, en primavera, unos funcionarios habían informado a los representantes del proyecto sobre los protocolos a seguir. Estos protocolos, dijo, prevén que cualquier depósito de hierro, dentro o fuera del límite de las aguas territoriales canadienses, constituye una infracción, "a menos que se lleve a cabo en el marco de investigaciones científicas". Pero Ottawa no ha recibido ninguna solicitud de este tipo, dijo Sweet.

El ensayo fue presentado en el diario de referencia en Canadá, The Globe and Mail, como un intento de matar dos pájaros de un tiro: reducir la tasa de CO2 en la atmósfera y proporcionar alimento a los peces, que se han vuelto escasos en el área, y así reducir el desempleo en los pueblos pesqueros.

Pero el experimento ha sido duramente criticado en el marco de la conferencia de la ONU sobre biodiversidad que termina este viernes en Hyderabad, India.

Elizabeth May, dirigente y única diputada del Partido Verde canadiense, el 30 de marzo de 2011 en una rueda de prensa en Vancouver. May denunció el jueves un proyecto de fertilización del mar con hierro vertido en el Pacífico con el acuerdo pasivo, dijo, del gobierno de Ottawa.