El pulso por el poder en Alemania continúa entre Scholz y Laschet

·4  min de lectura

Berlín, 30 sep (EFE).- Los partidos alemanes continúan las conversaciones previas para encontrar una alianza que permita formar Gobierno después de que el Partido Socialdemócrata (SPD), con Olaf Scholz a la cabeza, derrotara por estrecho margen a los conservadores de Armin Laschet el pasado domingo.

Tanto Scholz como Laschet necesitarían a Los Verdes y al Partido Liberal (FDP) para formar Gobierno. Verdes y liberales han empezado por hablar entre ellos para buscar puntos comunes y tratar de superar diferencias antes de entrar a negociar con uno de los dos grandes partidos.

PREFERENCIAS DE VERDES Y LIBERALES

Además de una pugna entre Scholz y Laschet por lograr el apoyo de los dos partidos entre verdes y liberales, hay un pulso también pues cada uno de ellos tiene su preferencia.

La cúpula del FDP no oculta que hay mayores coincidencias programáticas con el bloque conservador, formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Laschet y la Unión Socialcristiana (CSU) bávara de Markus Söder, y tratan de mantener viva esa opción.

En Los Verdes, en cambio, la preferencia por el SPD es clara no solo por una mayor coincidencia programática sino también porque CDU/CSU, después de tener el peor resultado de su historia, está en una situación de inestabilidad.

"De momento no creo que la CDU/CSU esté en capacidad de adelantar negociaciones, para no hablar ya de formar una coalición de Gobierno", dijo la copresidenta del grupo parlamentario de Los Verdes, Katrin Göring Eckard, en declaraciones a los medios del grupo Funke.

"Siempre he defendido que entre partidos demócratas no se debe descartar ninguna opción. Pero ante la situación de la CDU/CSU no veo cómo podría funcionar una coalición con ellos", agregó.

Sin embargo, la CDU/CSU ha invitado para el martes próximo a Los Verdes a una conversación previa y, según el secretario general de la CDU, Paul Zimiak, el partido ecologista ha aceptado.

"Creemos que tiene sentido hablar porque podemos formar una alianza de futuro", dijo Zimiak.

Zimiak, por otra parte, admitió que no todos dentro de la CDU/CSU son partidarios de buscar iniciar negociaciones de coalición. El líder del partido en Sajonia, Michael Kretschmer, por ejemplo, ha dicho que los resultados no son un mandato para formar Gobierno en Alemania.

De algunos líderes locales y regionales han llegado cartas a la cúpula del partido en las que dicen que, aunque mantener la opción de formar Gobierno es legítimo, un futuro Ejecutivo alemán no debería ser presidido por Laschet sino por otra figura del bloque conservador.

En la CDU/CSU hay una situación especial: Laschet se esfuerza por buscar un camino para llegar a la Cancillería pero también tiene que luchar por mantenerse como jefe del partido después del peor resultado del bloque conservador desde 1949.

Algunos conservadores consideran que solo lograr la Cancillería salvaría a Laschet que, de otro modo, tendría que poner fin a su carrera política.

UNA AGENDA APRETADA

En los próximos días las conversaciones entre los partidos alemanes continuarán y verdes y liberales volverán a reunirse mañana. El domingo tanto Los Verdes como el FDP tendrán sus primeras reuniones, por separado, con representantes del SPD. El FDP, además, también se reunirá el mismo día con representantes de la CDU/CSU, mientras que Los Verdes esperarán al martes para reunirse con los conservadores.

Los liberales habían sugerido reunirse el sábado con representantes de la CDU/CSU. Eso ha sido interpretado por algunos comentaristas como un deseo de reunirse primero con los conservadores que con el SPD.

Sin embargo, por problemas de agenda de los negociadores de la CSU -el cumpleaños del ex primer ministro bávaro Edmund Stoiber- la reunión tuvo que aplazarse hasta el domingo.

Hasta ahora en las conversaciones entre Los Verdes y el FDP han participado los dos copresidentes del primer partido, Annalena Baerbock y Robert Laschet, el jefe de los liberales, Christian Lindner, y su secretario general, Volker Wissing.

Para los encuentros con el SPD y la CDU/CSU, sin embargo, los dos partidos tendrán delegaciones de hasta diez personas.

En las elecciones del domingo los socialdemócratas fueron el partido más votado, con un 25,7 % de los sufragios, mientras que el bloque conservador de la canciller Angela Merkel obtuvo un 24,1 %, los Verdes lograron un 14,8 % y el FDP un 11,5 %.

Rodrigo Zuleta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.