"Verdad, justicia y reparación del daño", exige rector de la Ibero

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 22 (EL UNIVERSAL).- La tarde del lunes fueron asesinados los sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el del guía de turistas, Pedro Palma Gutiérrez en una iglesia de Cerocahui, en la sierra Tarahumara de Chihuahua. Por ello, este miércoles, en "Con los de Casa" el analista en materia de seguridad, Alejandro Hope y Luis Arriaga, rector de la Universidad Iberoamericana, opinaron sobre la violencia que se vive en México.

En una nueva emisión, los colaboradores de esta casa editorial, Maite Azuela, Héctor de Mauleón y Juan Pablo Becerra-Acosta, moderados por el Director General Editorial de EL UNIVERSAL, David Aponte, conversaron sobre el tema: "Jesuitas asesinados, violencia criminal imparable".

En su participación, el rector Luis Arriaga exigió que se encuentre la verdad de los hechos, pues, comentó, "es un caso paradigmático que ejemplifica las deficiencias de un sistema de justicia que está colapsado", y aseguró que los jesuitas asesinados eran personas muy tranquilas, "no se ponían agresivos, convivían con toda la comunidad".

"Murieron haciendo el bien y no es en vano su muerte”, concluyó.

Por su parte, el columnista Alejandro Hope dijo que "la Sierra Tarahumara es una zona donde hay una alta presencia del crimen organizado y donde hay una baja presencia del Estado". El analista, comentó también que "parece haber impunidad sistemática", puesto a que ya estaba identificado "El Chueco" y aún así estuvo operando a lo largo de los años.

La politóloga Maite Azuela señaló: "El hecho de que hayan asesinado al guía de turistas y a los dos jesuitas nos deja un regalo de la impunidad".

En tanto, el columnista Héctor de Mauleón aseveró que en la comunidad de Chihuahua hay "ausencia del Estado" lo que da pie a la impunidad, pues, explicó, "me llamó la atención que ya conocían desde hace años a 'El Chueco'. Es una historia sistemática de ausencia, de olvido".

"La Sierra Tarahumara ha sido tradicionalmente una zona de violencia y de olvido", agregó.

De igual manera, David Aponte, Director General Editorial de este diario dijo que el asesino "tuvo todo el tiempo del mundo para hacer lo que hizo en un contexto de impunidad".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.