Verano: en Mendoza, analizan exigir tests PCR negativos a residentes y turistas

Pablo Mannino
·3  min de lectura
En la provincia, hay alerta porque empiezan a registrarse contagios de residentes que llegan de la costa atlántica y del sur del país
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

MENDOZA.- En medio de las vacaciones, frente al avance del coronavirus en todo el país, la provincia analiza nuevas medidas de restricciones al turismo. En primer lugar, se trata de la posible exigencia de un test PCR negativo de Covid-19. Esto, a raíz de la llegada en los últimos días de residentes que estuvieron en la costa atlántica o en el sur del país, pero también del ingreso de cada vez más veraneantes.

Mar del Sud: La increíble historia del majestuoso y ahora en ruinas Hotel Boulevard Atlántico

De hecho, fue el propio gobernador, Rodolfo Suarez, quien días atrás puso sobre la mesa la posibilidad de pedir un análisis de laboratorio de detección del virus, al tener en cuenta que desde el 1º de diciembre, cuando se abrió al turismo nacional, no se dispuso ningún tipo de requisito.

Por eso ahora, con el crecimiento del flujo de viajeros por todo el país, pero principalmente sobre los mendocinos que están regresando de sus vacaciones, el mandatario expresó: "En cuanto a los que están llegando vamos a tratar de intensificar los controles al ingreso de la provincia y establecer un sistema para que lleguen con un PCR negativo, por ahora aumentamos los controles internos con test rápidos en distintos puestos que vamos a establecer". En este sentido, el jefe del Ejecutivo local se refirió a lo que ocurre con el retorno de sitios turísticos clave, donde hay mayor movimiento por estos días. "Hay gente viniendo del sur de la Argentina y de la costa atlántica y no queremos que los casos se disparen, les recomendamos que los que lleguen tomen unos días de aislamiento y se presten a hacerse los controles", señaló Suarez.

Trágico accidente: cuatro mujeres murieron después de volcar con su camioneta

Por estas horas, la medida sigue bajo análisis, y no hay definiciones inminentes, según explicaron a LA NACIÓN desde el Ministerio de Turismo. Sin embargo, la preocupación es creciente, teniendo en cuenta una serie de episodios de contagios que se produjeron en varias familias mendocinas en los últimos días, que terminaron con atención hospitalaria y se encuentran bajo seguimiento oficial.

"La posibilidad de pedir el PCR negativo está latente y dependerá de si vemos que empiezan a aumentar los casos", expresaron a este diario desde ese Ministerio.

En la provincia, la tasa de positividad se mantiene en el orden del 15%, aunque se empiezan a registrar más casos diarios, que superan los 150 contagios. Esto se debe a que se están realizando más testeos para determinar la presencia del virus. De todas maneras, las autoridades consideran que Mendoza está en "pausa epidemiológica". Sin embargo, el avance de la segunda ola en el país y el mundo hace encender las alarmas, más allá de la meseta local actual. En tanto, la ocupación de camas de terapia intensiva se encuentra al 40%.

Desde que la pandemia llegó a la provincia, a mediados de marzo pasado, se registraron 59.625 casos positivos confirmados de Covid-19, según datos del Ministerio de Salud local. En tanto, 57.400 personas se recuperaron, mientras que 1311 fallecieron.