Verano: Lammens reconoció que "preocupa" el alza de casos en el comienzo de la temporada

Darío Palavecino
·5  min de lectura

MAR DEL PLATA.- De paso por Chapadmalal para revisar obras del complejo hotelero pensado para el turismo social, pero que este año se equipó e improvisó como posible ámbito de aislamiento para pacientes con coronavirus, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación,Matías Lammens , admitió que hay preocupación por la curva en alza de los contagios en la costa, tanto que prestadores de servicios del sector temen que la temporada se interrumpa después de enero o incluso antes.

Coronavirus en Pinamar: "Hay un rumor infundado de que el 15 de enero cierra todo"

"Espero sinceramente que no pase", dijo a LA NACIÓN sobre la hipótesis de implementar más restricciones a desplazamientos y reuniones sociales cuando el grueso de veraneantes ya esté disfrutando de las principales playas bonaerenses, donde la cantidad de casos positivos de Covid-19 crece día a día.

Aseguró que este escenario "nos preocupa y nos ocupa" y recordó que durante el último verano europeo el incremento de casos "se dio cuando terminaba el verano y aquí cuando está por empezar". Apuestan a revertir la situación con una fuerte campaña de comunicación con énfasis en la responsabilidad individual de cada veraneante.

Aun así manifestó su expectativa de tener un verano con buen movimiento de viajeros. "La costa va a tener una buena temporada", señaló con firmeza. Indicó que, a partir de los primeros datos, se puede concluir que "habrá más gente viajando a diferentes lugares, porque muchos que se iban afuera ahora lo harán por la Argentina".

Insistió con que si bien lo que se verá estará lejos de la última temporada, que por ejemplo tuvo un febrero récord, esperan desde el Gobierno una buena cantidad de viajeros y el despertar de varios destinos emergentes dentro del país. "Mar del Plata puede tener un verano con muy buena ocupación", arriesgó.

Incertidumbre

Por aquí, como en otras localidades que dependen en buena medida del turismo, hay incertidumbre por lo que depararán los próximos meses. Pero también mucha preocupación de algunos sectores, en particular el hotelero, que vivió una parálisis absoluta y ahora no logra recuperar la clientela.

"Es un tema que nos preocupa especialmente", dijo sobre este la realidad que vive este rubro. Señaló que el tema ya se habló con otros ministros y con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero , dado que dan por hecho que la recuperación de la hotelería "va a ser lenta". "Se va a ver en Mar del Plata, donde es probable que haya una buena temporada, y así y todo al sector hotelero le va a costar recuperarse", detalló

Por lo pronto ya evalúan planes de asistencia para empresas del sector. Anticipó que así como antes se les otorgaron los ATP para afrontar haberes, ahora se dispondrá de los Repro (también de asistencia para salarios) del Ministerio de Trabajo y alguna ayuda directa que prevé el Ministerio de Turismo.

"Lo que vemos en hotelería es que se cumplen todos los protocolos, no existe riesgo, y nosotros mismos cuando viajamos nos alojamos en hoteles", dijo para transmitir tranquilidad a un franja de viajeros que puede estar buscando otras alternativas de pernocte durante sus vacaciones.

Nicolás Trotta: "Esperamos que en marzo, con el inicio de clases, los maestros ya estén en proceso de vacunación"Movimiento

Lammens volvió a rescatar la relevancia que tienen las aplicaciones digitales que permiten tramitar permisos a los turistas que viajarán en estos tiempos de pandemia. "Nos sirve a nosotros como Estado para saber cómo es el movimiento turístico y también a la gente, porque le permite ver cómo están funcionando cada uno de los destinos", explicó.

Como dato alentador de la posible dinámica que tendrá la temporada a partir de este fin de semana destacó las ventas del programa Previaje, con más de 500.000 operaciones y 9000 millones de pesos facturados. Resaltó en ese lote una buena demanda para estadías y servicios en Mar del Plata y el conjunto de la costa atlántica.

Del operativo en marcha para esta temporada en la costa atlántica también valoró que en el transcurso de enero estarán listos los módulos sanitarios adicionales que el Ministerio de Obras Públicas de la Nación dispondrá en cuatro destinos de playa para atender casos de coronavirus.

Refuerzo

"Nos preocupa el crecimiento de casos", insistió Lammens. Por eso, se reforzaron los contactos con gobernadores e intendentes a efectos de buscar un mayor énfasis de todos para el cumplimiento de los protocolos y medidas de cuidado. "Hay que entender que no nos tenemos que relajar", dijo.

También opinó sobre la restricción total que hoy rige en la provincia para los eventos al aire libre de hasta 200 personas, que impacta de manera directa sobre el lote de turismo joven, siempre numeroso en cada temporada y en esta en particular. "Lo que más nos gustaría es que haya fiestas normales, que vengan artistas y se dé esa relación virtuosa de los grandes eventos", detalló Lammens y las destacó porque "potencian el turismo y generan trabajo". Pero también dejó en claro que si el gobierno decidió suspender ese tipo de espectáculos "es porque hay riesgo sanitario y se cree que sería peligroso" como foco de contagios.

Aunque a la par admitió que decidir frente a estas cuestiones es parte de los problemas que tiene quien gobierna. "Lo que pasa cuando uno prohíbe es que aparecen las opciones clandestinas, y eso exige que haya una presencia del Estado muy fuerte", explicó.

Con suba de casos pareja en el AMBA y los centros turísticos de veraneo, el Gobierno prepara algunos ajustes que se aplicarían luego de la celebración de Año Nuevo. "Espero sinceramente que no pase", dijo Lammens sobre una potencial cierre de estos destinos vacacionales. "Por eso insistimos tanto en el cuidado de la gente y somos vehementes en el mensaje que damos: precaución, no relajamiento y responsabilidad individual", reclamó el ministro.