Vera Carrizal tendrá brazalete y vigilancia: Poder Judicial

OAXACA, Oax., enero 24 (EL UNIVERSAL).- El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca (TSJO), Eduardo Pinacho, aseveró que el cambio de medida cautelar al presunto autor intelectual del intento de feminicidio contra María Elena Ríos Ortiz, el exdiputado priista Juan Vera Carrizal, con la cual dejaría la prisión preventiva y continuaría en arresto domiciliario, no es una medida absolutoria.

Juan Vera Carrizal se entregó a las autoridades en abril de 2020, iniciando así su proceso por la presunta responsabilidad en el ataque con ácido, tipificado como tentativa de feminicidio, contra la saxofonista mixteca, cometido el 9 de septiembre de 2019, en Huajuapan de León.

A más de tres años y medio, y tras una audiencia que estuvo plagada de irregularidades según la denuncia de la víctima, el juez Teódulo Pacheco Pacheco consideró que había elementos para cambiar la medida cautelar del imputado, quien sería excarcelado y continuaría su proceso en arraigo domiciliario.

"La prisión preventiva se mantiene en el domicilio que fue decretado por el juez", dijo el presidente del TSJO entrevistado por medios de comunicación al salir de un evento en el Palacio de Gobierno de Oaxaca.

Añadió al respecto que el proceso contra Vera Carrizal continúa y reiteró que éste no quedó en libertad. "Se le tiene que instalar un brazalete electrónico que permita dar seguimiento a su ubicación física, independientemente de la vigilancia policíaca que determinó el juez", puntualizó.

Sobre la resolución judicial ya emitida, aseguró que ésta tiene una presunción de legalidad. No obstante, indicó que tras los medios de impugnación que se presenten, habrá que hacer una revisión, que será realizada por alguna de las salas del Tribunal.

Por otro lado, aclaró que el cambio de medida cautelar no tiene que ver con su presunta responsabilidad en la tentativa de feminicidio.

En respuesta, María Elena descalificó las declaraciones del magistrado, asegurando que la decisión del juez pone en un "riesgo inminente" su integridad y la de su familia, ante el evidente riesgo de fuga del imputado.

Este lunes, el gobernador de Oaxaca, Salomón Jara, anunció que pidió al Poder Judicial de Oaxaca no cambiar la prisión preventiva a Vera Carrizal por prisión domiciliaria, pues que señaló que tras un análisis de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se determinó que el domicilio no cuenta con las medidas de seguridad pertinentes ni el gobierno estatal con los elementos de seguridad necesarios para garantizar que el exdiputado no huya de la justicia.

De acuerdo con el mandatario, quien ya había externado su rechazo a la resolución judicial, ésta no cumplió con el requisito de tomar en cuenta la perspectiva de género y los derechos de la víctima.