¿Cómo se vería Madeleine McCann? A 15 años de su desaparición, las fotos claves detrás de una búsqueda desesperada

·5  min de lectura
Madeleine McCann
Madeleine McCann

Madeleine McCann esta a punto de cumplir cuatro años cuando desapareció, una calurosa noche de verano sin dejar rastro. La angustia de una madre y la preocupación de un padre no fueron suficientes incluso cuando el mundo conoció el caso y las autoridades de varios países pusieron todos sus recursos a disposición del caso. Nunca se supo nada: ni quién se la llevó, ni qué pasó con ella. A 15 años del misterioso caso criminal, sobran las teorías pero escasean las pruebas. La familia no se da por vencida y la esperanza de encontrar a su pequeña se mantiene viva. Sin embargo, el tiempo actúa por sí solo y la búsqueda se torna cada vez más compleja conforme pasan los años.

Miracle Village: el pueblo donde la mitad de habitantes son agresores sexuales

Todo comenzó el 3 de mayo de 2007. La familia McCann y unos amigos habían viajado a Portugal todos juntos a pasar unas vacaciones en el resort Ocean Club en Praia da Luz. Esa noche, los adultos decidieron salir a cenar a un restaurante cercano mientras que los pequeños -Madeleine y sus hermanos gemelos- dormían en la habitación. Los cuatro amigos idearon un sistema de vigilancia para ir a revisar que todo estuviera bien cada 15 minutos. Sin embargo, cuando llegó el turno de Kate McCann, algo no andaba bien. Su hija había desaparecido.

Así se vería Madeleine: la tecnología al servicio de la búsqueda

Durante toda la madrugada, la Policía local y fronteriza, el personal del complejo y del aeropuerto, huéspedes y lugareños asistieron a los McCann para encontrar a la pequeña pero sin lograr nada. Por varios meses se barajó la hipótesis de secuestro y permanencia en Portugal pero pistas falsas, teorías y errores forenses se sucedieron a medida que el tiempo pasaba. El caso se complicaba y la aparición de Madeleine se tornaba cada día más lejana. Los padres fueron sospechosos, pero luego se descartó esa opción; se les permitió regresar al Reino Unido mientras la investigación seguía y para noviembre, Gerry McCann, padre de la desaparecida, contó que “un predador sexual” los observaba días previos a la abducción de su hija.

Los padres de Madeleine McCann sostienen una foto de cómo se hubiera visto su hija en 2012
Los padres de Madeleine McCann sostienen una foto de cómo se hubiera visto su hija en 2012


Los padres de Madeleine McCann nunca perdieron las esperanzas de encontrarla

En 2009, dos años después de la desaparición, se creó la primera imagen hecha por computadora. Madeleine ya tendría seis años para el momento y los cambios físicos podían dificultar su aparición. La Policía portuguesa había archivado su investigación y el paradero de la menor seguía siendo un misterio. Era la familia la que tomaba las riendas de la búsqueda y pedía en medios internacionales que siguieran los esfuerzos por encontrarla. Junto a ellos, la foto elaborada por National Center for Missing and Exploited Children (Reino Unido) daba la pauta de cómo se vería la pequeña en ese momento.

Madelein a los seis años según la proyección de National Center for Missing and Exploited Children
National Center for Missing and Exploited Children


Madelein a los seis años según la proyección de National Center for Missing and Exploited Children (National Center for Missing and Exploited Children/)

Los años pasaban y los padres de Madeleine seguían con su lucha. Entre críticas a medios por “publicar falsos posibles avistamientos” y la publicación de un libro sobre lo ocurrido, el primer ministro británico David Cameron solicitaba a la Policía Metropolitana de Londres que reanudara la investigación. Sin embargo, nada era suficiente y la niña seguía sin aparecer. En 2012, una nueva foto generada por computadora reavivaba la búsqueda; el mundo volvía a hablar del “Caso McCann” y desde Inglaterra se presionaba -sin éxito- a Portugal para que reabriera la investigación. La fundación Madeleine difundía las fotos modificadas para que la gente se sumara, por su cuenta, al rastrillaje mundial.

La Fundación Madeleine también difundió las fotos por su cuenta; así se vería la pequeña al cumplir 9 años
Fundación Madeleine


La Fundación Madeleine también difundió las fotos por su cuenta; así se vería la pequeña al cumplir 9 años (Fundación Madeleine/)

Para 2013 habían pasado seis años sin ninguna señal; los detectives británicos tenían en carpeta a 41 sospechosos y finalmente se logró que las autoridades portuguesas reabran la investigación y trabajen en conjunto con Scotland Yard. Los avances eran prometedores y las conversaciones entre departamentos daban la pauta de que algo podría pasar pronto. La desaparición ocupaba las tapas de los diarios más importantes una vez más y la exposición del caso daba vueltas por todo el mundo. En 2014 se reanudaron las tareas de rastrillaje en Praia da Luz y detectives británicos viajaron a Portugal para hacer supuestos arrestos. Ninguno de los hallazgos fue relevante y los sospechosos interrogados no aportaron nada significativo.

Desde aquel momento, los intentos continuaron pero sin novedades contundentes. Con una investigación de US$14 millones encima, el Gobierno británico confirmó que continuarían financiando el operativo hasta marzo de 2020, año en el que encontraron al principal sospechoso hasta el momento. Identificado como Christian B., se trata de un alemán de 43 años cuya aparición cambió la carátula de la causa: ahora se investiga un asesinato.

Otra imagen digitalizada y una ilustración son las proyecciones más recientes de cómo se vería Madeleine a los 17 años
Otra imagen digitalizada y una ilustración son las proyecciones más recientes de cómo se vería Madeleine a los 17 años


Otra imagen digitalizada y una ilustración son las proyecciones más recientes de cómo se vería Madeleine a los 17 años

Poco se sabe realmente. Las autoridades portuguesas, británicas y también alemanas trabajan en conjunto en pleno 2022 para darle resolución a lo ocurrido en mayo de 2007 quizás con más optimismo que pruebas. Hoy por hoy, todo gira en torno a la figura del hombre de Alemania y los padres de Madeleine solo piden “saber qué pasó y llevar a los responsables ante la Justicia”. La pequeña cumpliría 19 años y las fotos más recientes de ella son, nuevamente, dos que se hicieron de manera digital: una difundida por el profesor Hassan Ugali de la Universidad de Bradford y un dibujo hecho por Simone Malik, una exempleada del National Health Service cuyas ilustraciones ayudaron, en 2018, a capturar a un violador en Irán. La desaparición de Madeleine McCann es uno de los misterios más grandes de la historia criminalística y su familia pide justicia de la misma manera que lo hizo durante estos 15 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.