¿La venganza de las orcas? Los ataques coordinados que hundieron tres barcos desconciertan a los científicos

Pareja de orcas
Pareja de orcas

SEÚL.- Una serie de encuentros entre orcas y embarcaciones frente a la costa ibérica ha desconcertado recientemente a científicos y marineros, ya que las emboscadas aparentemente coordinadas de las orcas provocaron el hundimiento de tres embarcaciones. La razón de los ataques, según un científico que ha estudiado el fenómeno, podría ser la venganza.

La principal teoría es que una orca hembra sufrió un incidente traumático con un barco -un “momento crítico de agonía”- que la hizo empezar a atacar a los buques, según declaró a la publicación del sector Live Science Alfredo López Fernández, biólogo marino de la Universidad de Aveiro (Portugal).

La orca J50 y su madre J16 nadan en la costa oeste de la Isla de Vancouver cerca de Port Renfrew, B.C. el 7 de agosto de 2018
La orca J50 y su madre J16 nadan en la costa oeste de la Isla de Vancouver cerca de Port Renfrew, B.C. el 7 de agosto de 2018

Según un informe coescrito por López Fernández y publicado en la revista Marine Mammal Science, la mayoría de las interacciones “perturbadoras” entre orcas y embarcaciones frente a la Península Ibérica en los últimos años (López Fernandez afirma que se cuentan por centenares) han sido breves y han causado daños físicos mínimos a las embarcaciones. Pero en al menos tres ocasiones, incluido un incidente este mes con un velero, las orcas han hundido las embarcaciones.

La orca hembra, a la que los científicos llamaron Gladis Blanca, parece haber enseñado el comportamiento agresivo a otras orcas adultas, cuyos hijos han empezado a imitar el comportamiento, dijo López Fernández.

En la mayoría de las interacciones, las orcas golpean el timón o el casco, los bajos, de la embarcación, según el informe, que incluye entrevistas con marineros y otros testigos del fenómeno.

Aparte de “algún incidente aversivo puntual” que pueda haber desencadenado los ataques, el informe señala que pueden deberse a factores como la pérdida de presas o las molestias causadas por las embarcaciones. Si no, según el informe, puede deberse simplemente a la “curiosidad natural” de las orcas.

En esta fotografía de archivo del 18 de enero de 2014, una orca hembra residente del sur salta en el agua en el estrecho de Puget, cerca de la isla Bainbridge, en el estado de Washington
En esta fotografía de archivo del 18 de enero de 2014, una orca hembra residente del sur salta en el agua en el estrecho de Puget, cerca de la isla Bainbridge, en el estado de Washington

Se sabe que las orcas son extremadamente inteligentes y capaces de enseñarse unos a otros ciertos comportamientos, incluidas acciones que podrían interpretarse como violentas. Un episodio ocurrido en 2016 en el que una orca ahogó a la cría de otra dejó “horrorizados” a los científicos, que describieron una observación “primera en su género” de orcas llevando a cabo infanticidios, algo que se ha documentado en otras especies.

Otro informe publicado en Marine Mammal Science documentaba cómo las orcas atacaban, mataban y luego se comían a las ballenas azules. Jeremy Goldbogen, biólogo que estudia las ballenas en la Universidad de Stanford, declaró a Stanford News que las matanzas coordinadas eran “posiblemente una de las interacciones depredador-presa más dramáticas e intensas del planeta”. El fenómeno “asombró” a los científicos, según declaró un biólogo marino al New York Times.

¿Qué pensar entonces de los ataques coordinados a las embarcaciones? El informe advertía de que si la situación “continúa o se intensifica, podría convertirse en una verdadera preocupación” para la seguridad de los marineros, pero también para las orcas, que están en peligro de extinción en la región, porque podrían hacerse daño atacando a los barcos o ser dañadas por los marineros que intentan proteger sus embarcaciones.

Por Bryan Pietsch

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Lo que no sabías sobre 4 animales fantásticos