¡Venga ya, Almeida! No hagas lo que los abusones te hicieron a ti.

·1  min de lectura

A ver, señor alcalde de Madrid -y portavoz del PP-, que me imagino que a usted no le gustaba nada cuando le llamaban esa palabra malsonante que asociaba su rostro con una de las partes del aparato reproductor masculino. Ya sabe, ¿verdad? Cara... eso. Lo escuchó mucho durante las elecciones. 

Así que está feo pagar con la misma moneda. Que, vale, que usted no ha usado a ninguna parte de ningún aparato reproductor. Y, vale también, no ha utilizado tampoco ninguna parte del cuerpo para compararla con la P. No hace falta que se lo explique, ¿verdad? Ha escuchado mucho esa palabra. 

Pero utilizar la vestimenta para criticar a alguien no sólo es de mal gusto, sino que denota la falta de argumentos.

Aunque sea al presidente del Gobierno.

A Martínez-Almeida no le gustan los zapatos del presidente del gobierno.
A Martínez-Almeida no le gustan los zapatos del presidente del gobierno.

Es que, además, el presidente del gobierno estaba reunido con ministros y colaboradores para supervisar la evacuación de españoles y afganos de Afganistán. Que es una tragedia, señor alcalde. Una tragedia. Que ese chiste, o esa ironía, o esa torpeza argumental -no lo tengo claro- hubieran podido encajar en otro contexto. Pero cuando nuestro país está tratando de evacuar a cientos de personas, y cuando otros millones de ellas se quedarán bajo la opresión talibán, pues, la verdad, no procede. Si lo único que puede criticar de la operación es que Pedro Sánchez no lleve mocasines, será que lo están haciendo bien. ¿No?

Si es que cuando uno escupe al cielo, el cielo se la devuelve, señor alcalde. 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.