Venezuela vive jornada electoral regional

CARACAS, Venezuela (AP) — Los venezolanos acudieron el domingo a sufragar para elegir gobernadores y legisladores estatales, en elecciones consideradas como una prueba clave de si el movimiento del presidente Hugo Chávez podrá perdurar si el líder socialista abandona el escenario político.

La votación fue la primera vez en los casi 14 años de presidencia de Chávez en la que él no pudo hacer campaña activamente. No ha hablado en público desde que fue operado de cáncer el martes en Cuba.

La afluencia de la jornada era baja, comparada con los pasados comicios presidenciales del 7 de octubre, cuando ya desde la madrugada se podían observar largas filas esperando la apertura de las mesas.

Líderes oficialistas y de la oposición convocaron a los venezolanos a acudir a las urnas ante la baja participación en la elección de 23 gobernadores y miembros de Consejos Legislativos.

Chávez, de 58 años, logró en octubre una tercera relección y hace sólo una semana anunció que debía ser operado de nuevo por el cáncer que lo aqueja desde el 2011.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, dijo a la televisora estatal: "Sí, hemos notado que ha habido menos afluencia, pero estamos esperando que para el cierre de las mesas de votación tengamos una gran participación brillante como hemos tenido en otras oportunidades". Las mesas abrieron a las 6am (1030GMT) y cerraron a las 6pm (2230GMT), excepto en el caso que aún haya votantes en las filas.

Sandra Oblitas, una de las cinco directivas del CNE anunció el cierre, pero agregó que algunas estaciones seguían recibiendo votantes aún.

Oblitas no indicó el porcentaje de mesas cerradas ni de las que seguían operando.

Se espera que cuando cierre el último de los centros, el CNE ofrezca un primer boletín con resultados oficiales parciales. Lucena dijo que eso sería aproximadamente a las 9 de la noche (2400GMT).

Al mediodía y frente a una rueda de prensa que ofrecía el vicepresidente Nicolás Maduro, uno de los directivos del CNE Vicente Díaz, hizo la denuncia pública que tal comparecencia del funcionario debía cesar de inmediato porque violaba normas de los comicios como no hacer propaganda.

Díaz dijo a reporteros en el Consejo que de inmediato presentaría el caso ante el resto de los directivos electorales para estudiar una posible sanción y cuál al funcionario.

Maduro que tenía menos de una hora de conferencia, pareció apresurar su final y no comentó directamente la denuncia del directivo del CNE, mientras ambos hablaban casi simultáneamente en oficinas apenas a unas tres cuadras de distancia.

Al inicio del encuentro con los periodistas, Maduro hizo una exposición sobre los programas del gobierno y llamó a votar a los partidarios del presidente, en violación a normas que prohíben hacer proselitismo por un bando u otro o propaganda el día de las elecciones.

"Nosotros tenemos la inmensa oportunidad... (de) despegar hacia un país potencia en lo económico, en lo energético, petrolero...en lo social con todas las grandes (asterisk)misiones(asterisk)" o programas sociales del gobierno de Chávez, dijo Maduro, al recordar que en los dos últimos años se han entregado más de 300.000 viviendas.

Esta votación, agregó Maduro, "tiene una connotación espiritual" porque "es un voto de amor por Chávez".

A los que están en sus casas "no queden mal con nuestro comandante" y salgan a votar, dijo Maduro.

Díaz dijo que sabía que "ya el mal estaba hecho" porque ya las palabras de Maduro habían sido transmitidas por distintos medios.

Lo que hizo Maduro fue "enturbiar el clima electoral sin ninguna necesidad" y su declaración y llamado a votar por los simpatizantes de Chávez "fue inapropiado, inoportuno", dijo Díaz.

El secretario ejecutivo de la llamada Mesa de la Unidad Democrática, o el bloque opositor, Ramón Guillermo Aveledo, reclamó una sanción de parte del Consejo. En el pasado, el CNE ha impuesto multas a grupos políticos, ministerios y oficinas públicas, pero nunca al propio Chávez para quien también se han pedido sanciones, según dijo Díaz.

"Normalmente este tipo de eventos ustedes saben que la participación no es tan pronunciada como es en los casos donde está en juego el presidente de la República", dijo Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y uno de los más cercanos colaboradores de Chávez. "Sin embargo...el llamado es para que aquellos que están esperando a última hora para participar, que lo hagan temprano", dijo Cabello tras sufragar en el estado Monagas, en el oriente del país.

Un llamado igualmente a votar hizo la diputada opositora María Corina Machado, quien tras sufragar en un colegio de Caracas, recordó además la importancia de la jornada: "En la construcción de la democracia venezolana, la conquista del año 89 para que pudiéramos ser los ciudadanos los que elegíamos a nuestro gobernadores es un hito fundamental...y fortalecer la descentralización", dijo Machado en un abierta referencia a que el proyecto chavista del "estado comunal" llamaría precisamente a lo contrario, o restar poderes a los gobiernos regionales.

Unos 17,4 millones de venezolanos están inscritos para votar en unos comicios regionales, en lo que el oficialismo chavista busca retener y ampliar las 15 gobernaciones que ya domina, frente a las ocho de la oposición, de los 23 estados venezolanos.

El oficialismo, que por primera vez no ha contado con su máximo líder en una contienda electoral, apuesta a arrebatarle a la oposición las gobernaciones que controla para consolidar su proyecto político hegemónico y la implantación del modelo socialista y el llamado "estado comunal".

Derrotar al ex candidato presidencial Henrique Capriles, que está optando por reelegirse como gobernador del estado central de Miranda, también se ha convertido en uno de los principales objetivos del oficialismo en esta contienda, que de concretarse representaría un duro golpe para la oposición que tiene al joven líder, de 40 años, como su prominente figura.

Capriles busca un nuevo mandato de cuatro años y enfrenta en los comicios a Elías Jaua, ex vicepresidente y fiel seguidor de Chávez.

Tras votar, Jaua, de 43 años, destacó que cumplían la tarea encomendada por Chávez ante de partir a Cuba: votar todos para ganar las gobernaciones.

"Aquí estamos cumpliendo la tarea que nos encomendó" Chávez, dijo Jaua. La maquinaria oficialista "ha sido perfecta", comentó.

"Nosotros estamos absolutamente convencidos de que esas elecciones regionales tiene un alto contenido de importancia... para la estabilidad política de Venezuela", dijo el candidato oficialista. "Ahora más que nunca necesitamos gobernadores y gobernadoras que cumplan la Constitución, que contribuya a la unidad nacional, a la paz y a la estabilidad política de Venezuela", destacó.

A su turno, Capriles dijo que "las cartas están echadas". Espero "la recuperación del señor presidente de la República... (pero la enfermedad de Chávez) nada tiene que ver con el proceso electoral que estamos celebrando hoy los venezolanos", añadió.

"Hoy es un día para abrazarnos a la democracia. Frente a la incertidumbre, más participación, frente a la incertidumbre, más democracia, frente a la incertidumbre, más votos. Por eso este proceso de hoy sí es clave para el futuro, no sobre la base de escenarios (futuros) sino sobre la base que estamos construyendo", urgió Capriles al llamar a votar.

Al este de la ciudad en un centro electoral, Ricardo Méndez, un conductor de bus de 33 años y declarado simpatizante chavista, dijo que en era obvia la poca participación de la jornada. "Parece que la gente esta más interesada en prepararse para la Navidad que otra cosa".

Pero con esa maquinaria oficialista funcionando, "estoy seguro que los candidatos chavistas van a ganar la mayoría de los estados porque este país sigue siendo chavista", agregó Méndez al asegurar que la victoria sería "un regalo a Chávez".

Si Chávez muriese o quedase incapacitado para ejercer el poder, la constitución dice que hay que convocar a elecciones en 30 días. Si quedase incapacitado antes del 10 de enero, en que debe iniciar un nuevo mandato, el presidente de la Asamblea Nacional asumiría el cargo temporalmente, hasta que se realicen las elecciones.

De perder Capriles la gobernación de Miranda, o Pablo Pérez la reelección en la gobernación del estado occidental petrolero del Zulia, algunos analistas creen que podría desatarse una grave crisis en la oposición y resquebrajar su unidad.

Ambos estados son importantes para los dos bandos porque son los primeros colegios electorales del país: Zulia el primero y Miranda el segundo.

Capriles y Pérez son las mejores cartas con las que cuenta el bloque opositor para ir a una eventual elección presidencial, y enfrentarse al vicepresidente Nicolás Maduro, que sería el postulado del oficialismo pero cuya popularidad está muy por debajo de la Chávez.

El analista político Carlos Raúl Hernández afirmó, que para ambos bandos, estas elecciones regionales son muy importantes porque representan el "punto de arranque" para unas eventuales elecciones presidenciales que podría darse el próximo año en el caso de que Chávez sea declarado inhabilitado.

Hernández dijo en una entrevista telefónica con The Associated Press que, para la oposición, estos comicios constituyen una oportunidad fundamental para contener la "imposición de un esquema bastante totalitario de gobierno" por la vía del "estado comunal", que es una nueva organización política impulsada por Chávez.

La abstención se ha convertido en la mayor amenaza tanto para el oficialismo como la oposición.

"La enfermedad del presidente va a inhibir a mucha gente a votar porque Chávez ha creado un estilo de liderazgo mesiánico, absolutamente personalista, caudillista", dijo Hernández. "Y hay mucha gente (a la) que solo le interesa Chávez, no le interesa ni siquiera los gobernadores".

___

Gráfico interactivo:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/balance-chavez/

Cargando...