Venezuela recibe primeras 100.000 dosis de vacuna rusa Sputnik V contra COVID-19

·2  min de lectura

CARACAS, 13 feb (Reuters) - Las primeras 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus llegaron el sábado a Venezuela, que inicialmente serán utilizadas para inmunizar al personal de salud, dijo la vicepresidenta ejecutiva del país sudamericano.

En un vuelo especial de la línea aérea estatal venezolana Conviasa desde Moscú, las vacunas llegaron al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, cerca de la capital Caracas, según las primeras imágenes que mostró la televisión estatal VTV y testigos Reuters.

"Aquí está la vacuna para atender los sectores más vulnerables más priorizados, el personal de salud, por ejemplo", dijo la vicepresidenta Delcy Rodríguez. "Es una vacuna que busca reducir la transmisión comunitaria", agregó.

El gobierno de Venezuela ha dicho que Rusia suministraría al país sudamericano 10 millones de dosis, aunque el fabricante de la vacuna no ha confirmado la cifra.

El presidente Nicolás Maduro dijo que "pronto" iniciarán la "vacunación masiva", sin precisar detalles.

"¡Venezuela! Tenemos la vacuna pero sigamos cuidándonos", escribió Maduro en un tuit.

Además de la Sputnik V, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo la semana pasada que se habían reservado para Venezuela entre 1,4 millones y 2,4 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca cuyo costo estaría entre 140 millones y 240 millones de dólares

Funcionarios del gobierno venezolano y opositores se han reunido para discutir la compra de vacunas a través del programa internacional COVAX, usando fondos congelados en Estados Unidos, pero todavía no hay precisiones.

En momentos que se acercaría una campaña de vacunación, la infraestructura de salud enfrenta limitaciones y podría dificultarse la llegada a zonas remotas del país.

En Venezuela, con una población de unos 30 millones de habitantes, los casos de coronavirus suman 132.259 y 1.267 muertos, de acuerdo con datos oficiales, pero gremios médicos y opositores han señalado que la cifra sería más elevada.

(Reporte de Deisy Buitrago. Editado por Mayela Armas)