Venezuela recibe primer lote de la vacuna rusa Sputnik V

Associated Press
·2  min de lectura
Un trabajador de la salud sostiene una bandera nacional rusa mientras es descargado un cargamento de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, Venezuela, el sábado 13 de febrero de 2021 (AP Foto/Matías Delacroix)

CARACAS (AP) — Venezuela recibió el sábado el primer lote de 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V para combatir el nuevo coronavirus, con lo que aspira fortalecer la lucha para frenar la cadena de contagios.

“Esto va a tener un impacto en la vida nacional, impacto en nuestro sistema de salud, tanto público como privado”, dijo la vicepresidenta Delcy Rodríguez, desde una rampa del aeropuerto internacional Simón Bolívar, al norte de Caracas. Agradeció el apoyo de Rusia, un aliado incondicional del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El mandatario venezolano indicó la semana pasada que los médicos y trabajadores sanitarios serán los primeros en recibir la vacuna, cuyo primer lote representa el 1% del total 10 millones de dosis acordadas inicialmente entre los gobiernos de Caracas y Moscú.

Maduro ha dicho repetidamente que el país estaría “en condiciones” para iniciar una campaña de vacunación masiva a partir de abril. Venezuela cuenta con unos 30 millones de habitantes.

Venezuela, que desde octubre ha sido parte de las pruebas de la vacuna Sputnik V, firmó un contrato en diciembre con Rusia. El gobierno venezolano no ha ofrecido detalles financieros del acuerdo.

Argentina, Bolivia, Paraguay, México y Nicaragua también han acordado con Rusia el suministro de la vacuna.

En Venezuela se han contabilizado desde el 13 de marzo más de 132.0000 casos positivos del nuevo coronavirus. De ese total, 129.136 fueron detectados entre el 16 de junio pasado y el 12 de febrero, mientras que la cifra de fallecidos saltó de 27 a 1.267 en ese período. Se han recuperado 124.253 personas, lo que representa 94% de los contagios, de acuerdo con cifras oficiales.

Los expertos sostienen que el bajo número de casos respecto a otros países de la región, más allá de la adopción temprana de la cuarentena —tres días después de detectarse los dos primeros contagios en el país-- se debe en buena medida al aislamiento que vive el país después de años de crisis política, económica y social.