Venezuela realiza segundo simulacro a tres semanas de elecciones cuestionadas

Agencia EFE
·3  min de lectura

Caracas, 15 nov (EFE).- Venezuela celebró este domingo un segundo simulacro electoral de cara a las legislativas del 6 de diciembre, en las que no participará el grueso de la oposición por considerarlas fraudulentas y que no serán reconocidas por la Unión Europea (UE) ni por la Organización de Estados Americanos (OEA).

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Indira Alfonzo, dijo a periodistas estar "complacida" por la movilización de ciudadanos hacia los 381 centros de votación dispuestos en todo el país, un hecho que fue transmitido durante todo el día por el canal estatal VTV, con un incesante llamado a participar.

"Hemos cumplido con todas las condiciones logísticas para este fin, estamos muy complacidos por cómo el pueblo ha participado en este proceso", expresó Alfonzo tras asegurar que se tomaron "todas las medidas biosanitarias" para evitar los contagios por el coronavirus SARS-CoV-2 en esta jornada, como esperan hacer el día de los comicios.

Este segundo intento, según Alfonzo, fue "exigido por los electores" luego de un primer ensayo que se celebró en octubre y en el que se logró una "participación histórica", aunque las autoridades electorales nunca han precisado el número de votos registrado en estos procesos.

El simulacro, para el que se dispusieron 900 mesas de votación, comenzó a las 12.00 GMT y tuvo una duración oficial de siete horas, aunque, luego de cumplirse el lapso previsto, el CNE autorizó agregar dos horas a la jornada o incluso más en aquellos lugares en los que haya electores a la espera.

La actividad no contó con la participación del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, quien sí llamó a acudir a los centros para familiarizarse con esta contienda, en la que cerca de 14.400 aspirantes se disputarán 277 escaños.

"En Venezuela nos preparamos para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre con un moderno sistema tecnológico, el más auditado y seguro del mundo. Sin duda alguna, es un proceso democrático que cuenta con las más amplias garantías como nunca antes", señaló el gobernante en Twitter.

La esposa de Maduro, Cilia Flores, diputada y candidata a la reelección, acudió a una de las mesas de votación dispuestas en Caracas y al salir aseguró que el proceso es rápido, sencillo y seguro.

"Es una responsabilidad de todos salir a votar el 6 de diciembre, es un reto que tenemos, un compromiso que tenemos con la patria (...) la Asamblea Nacional (Parlamento) hay que rescatarla de esta gente", dijo en alusión a la mayoría opositora que desde enero de 2016 controla la Cámara.

Flores, también expresidenta del Legislativo, llamó a los electores a efectuar un "voto castigo" contra el líder opositor Juan Guaidó, jefe de la Cámara y reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, pues cree que ha hecho "daño" a la nación.

El gobernante partido PSUV siguió de cerca la jornada para afinar la maquinaria con la que esperan movilizar a los votantes el 6 de diciembre y recuperar el control de la Asamblea, según una nota de prensa de la formación oficialista.

Un reciente estudio de la encuestadora Datanálisis, al que tuvo acceso Efe, estima que la intención de participar en las legislativas es tan baja que bien podría traducirse en un 70 % de abstención.

(c) Agencia EFE